Menú Buscar
Investigador científico en una imagen de archivo.

Científicos suecos identifican una variante genética vinculada al trastorno bipolar

La investigación supone un gran avance porque logra enlazar a nivel molecular esa variante con los cambios bioquímicos y los síntomas de este trastorno

Redacción
2 min
Investigadores del Instituto Karolinska y de la Academia Sahlgrenska de la Universidad de Gotemburgo, en Suecia, han identificado una variante genética vinculada a los síntomas psicóticos y el deterioro cognitivo en las personas con trastorno bipolar.

El estudio, que se publica en la revista Molecular Psychiatry, describe un posible mecanismo de cómo la variante del gen produce síntomas clínicos al afectar a los niveles de proteínas específicas en el cerebro.

Síntomas psicóticos específicos

"Hemos identificado una variante genética vinculada a los síntomas psicóticos específicos y el deterioro cognitivo en personas con trastorno bipolar --dice Mikael Landen, investigador en el Departamento de Epidemiología Médica y Bioestadística del Instituto Karolinska y el Departamento de Neurociencia y Fisiología de la Academia Sahlgrenska--.

El vínculo con los síntomas cognitivos es particularmente interesante, ya que no hay tratamientos disponibles en la actualidad para mejorar los problemas de atención, memoria y concentración, que afectan en gran medida al resultado funcional y la capacidad de recuperación".

Factores hereditarios

El trastorno bipolar y la esquizofrenia en gran parte pueden atribuirse a factores hereditarios. En los últimos años, los científicos han identificado variantes específicas de genes que aumentan el riesgo de estas enfermedades, pero estas variantes de riesgo solamente en cierta medida explican por qué algunas personas se ven afectadas por la enfermedad y otras no.

En este momento, no sabemos cómo estos factores de riesgo genéticos afectan a la química del cerebro y causan síntomas específicos, por lo que aún no es posible diseñar fármacos que alivien los síntomas mostrados por personas con una variante genética particular.

Por lo tanto, enlazar a nivel molecular una variante genética con los cambios bioquímicos y los síntomas clínicos relacionados con un trastorno psiquiátrico hereditario, como en esta investigación, supone un gran avance. El estudio incluyó a personas con trastorno bipolar del proyecto St. Göran que se lleva a cabo en Estocolmo y Gotemburgo.