Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Dos tests rápidos para detectar el coronavirus / EP

Barcelona está bajo control: científicos catalanes descartan rebrotes en la capital

Un grupo de investigadores argumenta que el incremento de tests rápidos conlleva la detección de más positivos de Covid-19

2 min

El incremento de casos de Covid-19 en Barcelona ha hecho saltar las alarmas. A la luz de los rebrotes en Lleida que han obligado al Govern a confinar de nuevo el área sanitaria, los datos de la capital y de otros municipios de la comarca del Barcelonés arrojan la peor de las previsiones.

Sin embargo, científicos catalanes han salido al paso aclarando que este aumento de positivos se explica por la mayor disponibilidad de pruebas diagnósticas realizadas durante la última semana.

Barcelona sigue siendo "zona verde"

Estos investigadores del BIOCOMSC, un grupo de investigación interdisciplinar de la Universidad Politécnica (UPC), sostienen que en Barcelona "se han empezado a hacer muchos tests rápidos" y que "los positivos [detectados por estos tests] no pueden sumarse con la serie histórica".

Para los expertos, la capital catalana sigue constituyendo una "zona verde" donde los nuevos casos detectados deberían de ser "perfectamente controlables". Si bien los científicos reconocen un ligero repunte de diagnósticos vía PCR, consideran que "esta pequeña subida de momento no afecta a la situación en Barcelona".

Tuit de BIOCOMSC sobre el aumento de positivos detectado en Barcelona

Lupa sobre Sants y Sarrià

Según las cifras de la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB), los nuevos pacientes de coronavirus en el Barcelonès fueron algo menores a los ofrecidos por la Generalitat. Entre el 29 de junio y el 5 de julio, los casos confirmados con una prueba PCR fueron 151, lo cual supone un incremento del 68% respecto a la semana anterior.

Aunque la media para la capital son 10 infectados por cada grupo de 100.000 ciudadanos, la situación en algunos distritos preocupa más que en otros. En Sants-Montjuïc se detectaron la semana pasada más de un centenar de afectados, y otros 82 en Sarrià-Sant Gervasi.