Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Familia pasando tiempo en bicicleta / PEXELS

Cicloturismo en Salou: escapadas increíbles en familia

Las rutas en bicicleta por el municipio y sus alrededores ofrecen una oportunidad perfecta para hacer deporte y pasarlo bien

6 min

Hacer cicloturismo en la Costa Daurada es una de las actividades más habituales, tanto para los residentes en estas tierras como para los turistas. Esto se debe, fundamentalmente, a las numerosas rutas cicloturistas existentes que, sin duda, merece la pena conocer.

Muchas familias buscan espacios donde compartir momentos de diversión al aire libre. En ese sentido, Salou ofrece múltiples alternativas para disfrutar de una jornada de distensión y entretenimiento. Más concretamente, sus rutas familiares en bicicleta están en gran consideración, dado que sus trayectos no revisten complejidad ni peligrosidad. Estas son algunas de ellas.

De Salou a Prades

Este trayecto es perfecto para que todo el mundo pueda apreciar la belleza e importancia ecológica de la Sierra de Prades. Además, durante el recorrido se pasa por algunos de los puntos clave de la zona, como los puertos de La Mussara y el Coll de Porrera.

Hay que tener en cuenta que esta ruta presenta algunos desniveles positivos, por lo que es necesario cierta condición física para transitar por ella. Asimismo, a medida que se sube por las montañas de Prades, se puede apreciar un paisaje impresionante que llega hasta el Mediterráneo. Este recorrido sigue los siguientes puntos:

  • Se sale de La Mussara y se adentra en el interior de la sierra. Los seis primeros kilómetros son los más duros y necesitan un buen ritmo de escalada.

  • La bajada hasta La Febró por el Coll de Prades lleva hasta el Coll de Porrera.

Entre Salou y el Priorat

La ubicación de la localidad de Salou es ideal para llegar hasta el Priorat en bicicleta. Se sale de la ciudad en dirección a Reus y se sigue hacia Borges, para lo que hay que pasar por el puerto del Coll d'Alforja. Desde aquí, se inicia un suave descenso que permite conocer localidades como Escala-Dei y Riudecols, y desde esta última, se llega a Salou. En total, la distancia total es de unos 95 kilómetros.

Hacia el Delta del Ebro

Salir de Salou para visitar las bellas tierras del Delta del Ebro y su riqueza natural es todo un lujo. Esta ruta es especialmente relajada y permite disfrutar del paisaje, ya que se trata de un trazado muy plano.

Uno de los grandes atractivos de esta ruta es que pasa por localidades de la costa de Tarragona, como L'Hospitalet de l'Infant. Además, ofrece la oportunidad de contemplar la fauna de la zona.

El Coll de la Teixeta

Una propuesta de ruta circular, que parte de Salou y vuelve al mismo lugar, pero llega hasta Riudecanyes y localidades como Montbrió del Camp hasta conseguir subir al Coll de la Teixeta.

Este puerto de montaña mide 11 kilómetros de longitud y tiene una pendiente que llega al 6%, por lo que resulta algo exigente para la mayoría de personas.

Realizar esta ruta permite conocer paisajes de gran belleza huyendo del tráfico motorizado en algunos tramos específicos, como el que pasa por la localidad de Duesaigües. También hay considerar que, desde aquí, se puede subir a otros puertos más o menos alejados, como el Coll de Porrera, el Coll Roig o el Coll d'Alforja.

Hacia La Pineda por Cambrils

No hace falta irse muy lejos para pasar un buen rato en bicicleta con toda la familia. Esta pequeña ruta se basa en descubrir los alrededores más inmediatos de Salou. Tan solo hay que seguir el carril bici establecido para llegar a Cambrils y La Pineda, dos localidades cercanas. De esta manera, se puede contemplar el paisaje único que ofrece el mar mientras se pedalea.

Merece la pena resaltar que Salou cuenta con 20 kilómetros de carril bici, y que nueve de estos se encuentran en el litoral de Cambrils. Por lo tanto, el recorrido entre ambos pueblos se hace de manera natural.

Con bicicleta todoterreno

Si se buscan experiencias más intensas en bicicleta, se puede optar por coger un vehículo todoterreno para recorrer la zona más abrupta del Pla de Maset y el Cap de Salou. Aquí hay un circuito con desniveles que atrae a los amantes del ciclismo y les permite hacer un recorrido de cuatro kilómetros de largo cerrado. También hay un circuito infantil, hecho a medida de las capacidades de los más pequeños, el cual solo mide medio kilómetro.

Hacer rutas en bicicleta por Salou es, sin duda, una experiencia perfecta para aquellas familias que aman el deporte y que, a la vez, quieren disfrutar de una jornada deportiva en un entorno natural que ofrece numerosas posibilidades de ocio. No en vano, cada vez más personas aprovechan sus días de vacaciones o fines de semana para realizar actividades en familia de este tipo.