Menú Buscar
Empleados de Chovi y sus botellas personalizadas

Choví se suma a la lucha contra el plástico

Cada vez más fabricantes toman medidas para colaborar en la mejora medioambiental

4 min

Hoy en día, se cree que unas 12 millones de toneladas de plástico se depositan en los mares, océanos y sustratos terrestres. Este material tarda entre 100 y 1000 años en descomponerse en función de los diferentes tipos que existen. Por su parte, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), se debe estudiar la presencia de los microplásticos (de un tamaño aproximado de 50 micrones) en el agua y su incidencia en la salud humana. Estos podrían ser los responsables de elementos patógenos y microbianos altamente perjudiciales para el hombre. Dentro de este contexto, se debe colaborar desde una perspectiva individual y empresarial con la reducción del plástico. Por eso, desde Choví, se cree trascendental colaborar a través de sus líneas de productos y llevando a cabo campañas de concientización en el interior y exterior de la compañía.

Consecuenciencias medioambientales del plástico

Históricamente, a partir de 1950, se comienza a aplicar la producción de este material en distintas industrias (cosmética, textil, de la construcción, etc.). En la actualidad, se cree que se generan unos 200 kg de plástico por segundo en todo el mundo, incluyendo el Ártico y la Antártida.

Como consecuencia, este componente incide directamente sobre casi todos los ecosistemas. De este modo, unas 100 mil especies desaparecen al año por esta situación. Y a la vez, unas 700 especies suelen incorporar plástico o han quedado atrapadas en algún dispositivo fabricado con él.  

En España, se cree que se recicla solamente el 30 % del plástico producido. Así, cobra importancia la aplicación de la regla de las 3R: Reducir, Reciclar y Reutilizar. Y a la vez, que las compañías tomen conciencia sobre la incidencia de las acciones corporativas que tiendan a una reducción del impacto ambiental de este elemento a nivel global. 

Choví y el plástico: reducir el impacto ambiental

Con una trayectoria de 70 años, Choví es una compañía que se dedica a la fabricación y comercialización de salsas. Si bien se encuentra altamente fortalecida su presencia en el mercado español, también tiene presencia exportadora en países como Alemania, Holanda e Inglaterra.

La misión de esta empresa innovadora está fundada por valores que promueven el respeto por el medioambiente. Tal es así,que desde hace varios años están utilizando un 25% de PET reciclado en los envases estruja de 200 ml y 400 ml. En efecto, se estima que con este pequeño gesto se consigue reciclar una media de 53.000 kg de plástico anuales. Además, el sleaver con el diseño y la descripción del producto puede reciclarse sin problemas.

Otra de las medidas de protección medioambiental corporativas ha sido la implementación del reparto de cantimploras personalizadas para los trabajadores. Como resultado, ya no se utiliza este material para la hidratación diaria de los empleados. Estadísticamente, esta iniciativa se reflejará en un ahorro de aproximadamente unos 135.000 vasos y botellas de plástico.

En resumen, Choví busca fortalecer de forma constante, sus políticas de responsabilidad social empresarial en relación con el cuidado del medioambiente.  Estos primeros pasos dirigidos a la reducción de este material tienen el principal objetivo de reducir la huella ambiental de la actividad empresarial, pero sin olvidar la excelencia y la calidad en cada uno de sus productos. 

--

Contenido patrocinado