Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de Arena Classic, donde la denunciante sostiene que sucedió la agresión / Cedida

Una chica denuncia un intento de sumisión química en la discoteca Arena de Barcelona

La agredida alerta de que se "desplomó" tras percibir la inyección: el Hospital Clínic, que la atendió, constató intención "delictiva"

3 min

Una chica ha denunciado en las redes sociales que fue víctima de un intento de sumisión química por pinchazo en la discoteca Arena Classic de Barcelona ayer. La agredida alerta de que se "desplomó" en el club de ocio nocturno tras sentir el ataque, y que fue atendida en el Hospital Clínic, cuyo equipo de urgencias constató la intención "delictiva" del acto. 

Lo ha denunciado la usuaria @miriamalbalopez en Twitter, donde ha señalado que "hoy [por ayer] en la discoteca Arena Classic me han pinchado en el muslo. En cuanto me he dado cuenta he ido corriendo al portero de la discoteca, el cual, ayudándome, me ha sentado en un sofá". 

"Desplomada"

Tras ello, la víctima agrega que "a los 10 minutos me he desplomado, quedándome semiinsconsciente y con una sensación de que tenía que decir y hacer todo lo que me dijesen. He sido víctima de una sumisión química". 

pinchazo discoteca arena barcelona
La denuncia pública de la víctima, que examinan los Mossos / CG

¿Qué pasó después, según ella? "Han venido Mossos y una ambulancia. He acabado en urgencias del Hospital Clínic y el equipo médico no han sabido decirme que sustancia me han inyectado". Para apoyar su versión, la chica ha aportado el informe de urgencias en el que se constata que la denunciante refiere un "pinchazo con finalidad delictiva". 

Cinco denuncias

La denuncia pública de la chica, que analizan los Mossos d'Esquadra por si se cursó queja formal, llega después de que la policía catalana admitiera que investiga cinco presuntos casos de sumisión química por pinchazo en Cataluña. 

El cuerpo autonómico de seguridad hace hincapié en la importancia de que las víctimas acudan al hospital por su salud y para ayudar a los investigadores que buscan esclarecer los casos. 

Víctimas semiinconscientes

Como explicó este medio, la sumisión química por pinchazo es la última evolución de las tretas para perpetrar robos o abusos sexuales en el ocio nocturno. En este caso, los agresores aprovechan el movimiento y ruido de las discotecas para inocular sustancias a las víctimas que las dejen semiinconscientes. Tras ello, la atacan. 

Los atacantes suelen utilizar drogas como la ketamina, burundanga, Rohypnol, éxtasis o benzodiazepinas para perpetrar su intento criminal.