El senegalés azote de Colau: "Acabe con el 'top manta' o crecerá la xenofobia"

El periodista y 'youtuber' Cheikh Dieng exige a la alcaldesa de Barcelona "no dialogar con los que no cumplen la ley" tras la agresión de un vendedor a un turista

Cheikh Dieng, periodista senegalés que vivió en España es crítico con la 'barra libre' con la venta ambulante / CG
10.08.2018 00:00 h.
6 min

Habla Cheikh Dieng, el periodista y youtuber senegalés azote de la política de barra libre con la venta ambulante del gobierno municipal de Barcelona, que comanda Ada Colau. El también profesor y fundador del rotativo Le Journal de Soir, que vivió en Barcelona en 2011, aconseja a la munícipe "dialogar, pero sólo con los que cumplen la ley".

En conversación con este medio, Dieng, ahora afincado en París (Francia), asegura que "lamenta muchísimo" incidentes como la agresión de un mantero a un turista en Barcelona la pasada semana. "Sucesos de este tipo serían intolerables en la capital francesa", alerta. A sus 33 años, el reportero y estudiante de un máster de Medios de Comunicación en la Universidad de París 8 recuerda que "muchos" de sus "compatriotas son manteros en España porque no han tenido más oportunidades, pero se debe respetar la ley".

"Compórtense"

El profesor y opinador político, cuyos vídeos virales acumulan miles de visitas, recuerda que "el fenómeno de la venta ambulante no puede abordarse a golpe de decreto. Hay gente honrada que se dedica a ello para sobrevivir y mandar dinero a casa y hay bandidos que no respetan nada. Los nobles deberían esforzarse en cumplir la ley a rajatabla, pues no están en su país. ¿Cómo? Quizá pidiendo una licencia o entorpeciendo lo mínimo el paso. Y desde luego, no enfrentándose a la Guardia Urbana cuando les decomisa cosas".

Imagen del ataque de unos manteros a un turista en la Barcelona de Colau el miércoles / CG

Imagen del ataque de unos manteros a un turista en la Barcelona de Colau el miércoles / CG

"Con lo que respecta a los bandidos --continúa Dieng-- son una minoría. No se puede tratar a todo el colectivo como si fueran criminales. No es justo ni riguroso. Pero fíjate que en Senegal la venta en la calle está desregularizada. Se puede practicar. Pero aquello es España, un país soberano, y si llegas allí debes respetar las reglas de juego. Trata de pedir una licencia y, si no la obtienes, vende en la manta causando las menores molestias posibles. Compórtate".

Sin ley no hay diálogo

"Yo tuve la oportunidad --continúa-- de estudiar lenguas y labrarme mi carrera. Estos chicos no la tuvieron. Es ello lo que hace falta: oportunidades. Pero también un modelo de integración. Hay senegaleses manteros en España que llevan dos años en el país y apenas hablan el idioma. La integración ha fallado". Dieng admite que la manta es un "trabajo difícil" pero alerta de que las autoridades deben hacer algo.

"Es una ocupación del espacio público. En París ocurre, pero no con tanta virulencia", explica. ¿Qué le recomendaría a Colau para lidiar con el auge de los vendedores? "Diálogo. La mejor receta para abordar un problema complejo es el diálogo. Pero no se puede entablar una conversación con quien no cumple la ley", razona el periodista.

Contra el racismo y la xenofobia

Dieng asegura comprender el "cabreo" de muchos barceloneses por el repunte de la venta callejera. "Son objetos ilegales o falsificados en su mayoría, ¿no?", recuerda. No obstante, el reportero, quien asegura "amar España y su cultura" --tanto es así que hace dos semanas su diario digital lanzó la versión en español--, alerta de que es "muy fácil deslizarse hacia la senda del racismo y la xenofobia hacia el extranjero. Mira lo que ocurre en Italia, con Salvini, o en Francia con el Frente Nacional".

¿Qué deberían hacer las autoridades para evitarlo? "En España se peca de compasión y de generosidad. Hay que dialogar y abordar la integración de los migrantes con mente abierta. Pero las leyes están para cumplirlas. De lo contrario surge el agravio y se larvan sentimientos como los descritos contra el extranjero entre la población local". Cheikh Dieng prescribe "paciencia" con los vendedores --"algunos no saben ni lo que hacen. Están irregularmente en España y no conocen las consecuencias de sus actos"--- y proactividad a las instituciones. "La emigración es una necesidad. Pero una vez completada hay que integrar o surgen conflictos", remacha.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información