Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El nuevo bloque quirúrgico del Hospital Vall d'Hebron, que se estrenará el miércoles ante los medios / CG

Chapuza en la gran obra de la sanidad catalana: el armario robótico no cabe

El Hospital Vall d'Hebron se gasta cinco millones más de lo previsto en su bloque quirúrgico porque un robot hacía vibrar el edificio

3 min

Chapuza en la gran obra de la sanidad catalana. El Hospital Vall d'Hebron, el mayor de Cataluña, ha tenido que gastar cinco millones de euros más en su nuevo bloque quirúrgico porque un gran armario robótico no entraba. El complejo médico presentará la nueva ala a la prensa el miércoles, pero los trabajadores del centro desconfían de los fastos, ya que la partida presupuestaria inesperada ha obligado a recortar en otros capítulos, como el de mantenimiento.

"El nuevo bloque quirúrgico ha costado unos 30 millones. Se adjudicó a una UTE formada por OHL y Guinovart & Oshsa. La firma levantó la estructura, pero cuando otra contratista encajó un gran robot mecánico de dos plantas el funcionamiento de la máquina hizo zozobrar todo el edificio", se quejan trabajadores del centro.

Preguntados sobre la cuestión, dos portavoces del Hospital Vall d'Hebron han declinado dar más datos sobre el capítulo, y se han limitado a subrayar que se trata de una obra muy innovadora.

“La estructura se hizo bien”

La constructora que preside Juan Miguel Villar Mir ha recalcado que entregó el proyecto “tal y como lo pidió el cliente, que quedó satisfecho”.  Según una portavoz de la firma, “la estructura no presenta ningún problema, y se libró en las condiciones y presupuesto fijadas por el contratante”.

Fuentes internas del hospital apoyan la versión. “El problema no fue de la UTE de OHL. Fue la del contenido. La dirección quiso tirar la casa por la ventana y encajar un mega armario robótico de dos plantas para el material quirúrgico”, ha aclarado una fuente sindical.

“Cuando lo pusieron en marcha --ha continuado-- zarandeó la estructura de forma peligrosa y tuvieron que reemplazarlo, con un coste adicional de cinco millones”.

Esfuerzo económico

El apaño ha restado capacidad económica al centro. “Aunque oficialmente no lo dicen, la dirección ha tenido que tomar recursos de otros capítulos. Con el presupuesto general congelado este año, eso se está notando”, agrega el mismo trabajador.

En este sentido, Crónica Global ha podido saber que el sindicato CGT acaba de presentar tres denuncias en Inspección de Trabajo por el estado de un cuarto de material, la lavandería y la cocina.

La agrupación se queja de falta de mantenimiento y de espacio en estos departamentos, además de condiciones sanitarias poco óptimas. La gerencia del hospital no ha entrado a valorar las denuncias, pero CGT lo atribuye a los recortes extra acometidos tras la chapuza en la nueva ala quirúrgica.

Destacadas en Vida