Menú Buscar
Imagen de la presentación del Cercle de Salut en el Hospital Sant Joan de Déu / CG

El Cercle de Salut insta a desterrar la "ideología" del debate sanitario

El 'think tank' se presenta en Barcelona pidiendo mayor coordinación entre ambulatorios y hospitales

3 min

El Cercle de Salut se conjura para debatir sobre el sistema sanitario "sin apriorismos ideológicos". El presidente del nuevo think tank del sector, Miquel Bruguera, subrayó en la presentación en el Hospital Sant Joan de Déu el lunes que la asociación "no busca la confrontación con la Consejería de Salud, sino corregir las disfunciones del sistema".

Ante una auditorio abarrotado en el hospital pediátrico, Bruguera enumeró algunos de los achaques que sufre el sistema de atención a enfermos. "Obsolescencia de los medios diagnósticos, desmotivación de los profesionales, listas de espera excesivas o el colapso de las urgencias hospitalarias", enumeró Bruguera.

El también hepatólogo avanzó que el Cercle debe incidir sobre la ciudadanía "para introducir algún tipo de corresponsabilidad", ante un público en el que figuraban directivos como David Elvira, director del Servicio Catalán de Sanidad (CatSalut), o Montserrat Candini, portavoz de Junts pel Sí en la comisión de Salud del Parlament.

Falta dinero

En la puesta de largo del lobby --se registrará como tal en las próximas semanas-- el Cercle dio la palabra a Josep Figueras, director del Observatorio Europeo sobre Sistemas de Sanidad, un consorcio donde participa la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El también director de la Oficina de Políticas Públicas de la OMS en Europa hizo hincapié en uno de los grandes males del sistema: la infrafinanciación.

"De lo poco positivo que podemos sacar de la crisis es que nos dimos cuenta de la limitación de recursos del sistema. Un ejemplo: en Hungría había hospitales pediátricos uno al lado del otro", subrayó el directivo.

Remedios

En el capítulo de soluciones, Figueras apuntó que ni el copago sanitario ni la contratación de seguros privados "han sido una respuesta a la crisis de sostenibilidad del sistema".

Según él, una de las salidas para garantizar el acceso universal a la salud es buscar eficiencias. "El 50% de la actividad que hacemos en los hospitales no sabemos qué efectividad tiene. Racionalizar y buscar la eficiencia es necesario", aseveró.

Dicha mejora, agregó el ponente, no significa recortar recursos como hizo el gobierno catalán de 2010 a 2014. "Hay países europeos que contratan servicios sanitarios juntos. Otra solución es el uso racional de los hospitales y la atención primaria, con programas de integración", apostilló.