Menú Buscar
Solar en el que se emplazaría el centro de menas del Besòs / CG

Las protestas 'sacuden' el proyecto del centro de menas del Besòs

La Generalitat sopesa la conveniencia del alojamiento para menores extranjeros no acompañados en la zona del Fòrum

4 min

La decisión tomada por la Generalitat para alojar a cientos de menores extranjeros no acompañados (menas) en un nuevo centro en el Besòs parece no ser definitiva. La construcción de un nuevo recinto para estos jóvenes ha causado protestas tanto entre los vecinos como por parte de los políticos que rigen en la zona y municipios cercanos, unas reacciones que han hecho al Govern replantear la idea. 

Las quejas serían uno de los motivos por los que la Generalitat habría decidido posponer, de forma indefinida, el traslado del macrocentro de menas de Collserola --donde se encuentra actualmente-- al Fòrum, según adelanta El Periódico. De hecho, el diario asegura que en el Ayuntamiento de Barcelona "dan por hecho" que la instalación del Besòs no se hará realidad. 

Zona compleja

Muchas de las críticas al proyecto de residencia de menas de la Generalitat apuntan a la difícil situación social de la zona en la que se quiere emplazar. Uno de los representantes políticos que alzó la voz sobre este aspecto fue el alcalde de Sant Adrià del Besòs, Joan Callau (PSC), quien destacó las "problemáticas sociales graves" que refleja la zona y que podría afectar, según el edil, a la acogida de los niños y adolescentes. 

También hacía mención Callau a la cercanía del centro a la zona de La Mina, conocida por su complejidad social y conflictividad, que se ha recrudecido de forma evidende en los últimos meses.

Vecinos contra el centro de menas

También los residentes de la zona alzan su voz respecto al centro para menores extranjeros del Fòrum. Desde la Asociación de Vecinos del Besòs ya se destacó las dificultades por las que pasa el barrio, que ha vivido brotes xenófobos y manifestaciones del mismo perfil en los últimos tiempos. Alegan que, si se abre este centro de menas, la senofobia podría "dispararse" aún más. "En el barrio ya lidiamos con muchos problemas con escasos recursos. El Besòs no puede acoger a estos menores", aseguro a este medio Francisco Abad, presidente de la agrupación vecinal. 

Una muestra del rechazo al proyecto de la Generalitat fue la reacción de un pequeño grupo de vecinos que llegó a acampar en la zona en la que, supuestamente, el centro debería ser construido. Una de las personas que participó en esta okupación aseguró que su motivación no tenía nada que ver con el origen de los menores, sino con la falta de equipamientos del barrio para conseguir la integración de los jóvenes. Una de las razones que el Govern esgrime, por cierto, para trasladar a los menas de Collserola