Menú Buscar
Imagen aérea del cementerio de Montjuïc, gestionado por Cementiris de Barcelona / CB

Derrumbe de nichos en Montjuïc: Cementiris de Barcelona, empresa con superávit

El desplome de 140 huecos en el cementerio pone en jaque la gestión de una compañía que tiene beneficios suficientes para la rehabilitación

4 min

Todavía no se conocen las causas por las que un bloque de 140 nichos se derrumbó en el cementerio de Montjuïc de Barcelona el pasado viernes, 15 de septiembre. Ninguno de los principales actores —y, por lo tanto, posibles responsables— ha esclarecido las circunstancias por las que algunos restos óseos quedaron al descubierto y se mezclaron entre sí.

La Síndica de Greuges de Barcelona, Maria Assumpció Vilà, reaccionó ante el silencio tanto del ayuntamiento barcelonés como de Cementiris de Barcelona, empresa que gestiona los camposantos de la ciudad. Abrió una actuación de oficio para averiguar, entre otras cosas, si el hundimiento se debe a la mala conservación y a la falta de mantenimiento.

Superávit de dos millones de euros

Lo cierto es que, según los datos que recoge el Registro Mercantil, consultados por Crónica Global, la compañía —sociedad anónima constituida en 2006 que pertenece a Barcelona Serveis Municipals (BSM)— se presenta como una empresa con una holgada solvencia económica.

La compañía municipal cerró el ejercicio de 2016 con un beneficio neto de 2,2 millones de euros. Una suma que, un año antes, fue similar: 2,6 millones. El importe neto de la cifra de negocios se analiza por categorías como el alquiler de sepulturas (941.000 euros); concesiones de sepulturas (1,2 millones); ingresos por resto de tasas (3,5 millones); ingresos de conservación (3,9 millones); ingresos por incineraciones (2,6 millones) e ingresos por ventas de complementos, urnas y relicarios (4 millones).

ingresos cementiris barcelona

Imagen de los ingresos de Cementiris de Barcelona, recogidos en el Registro Mercantil / CG

Mejoras del espacio

El estado actual del cementerio, que tiene más de 120 años, ya preocupó al gobierno del socialista Jordi Hereu, que aprobó el plan director de rehabilitación en 2007 y que se está aplicando actualmente. De momento, el consistorio ha invertido 12,5 millones de euros desde 2012.

En el informe de la gestión del ejercicio de 2016 acerca de Cementiris de Barcelona se recogen las mejoras en Montjuïc: rehabilitación experimental con morteros a base de cal de fachadas decoradas con conchas de un grupo de 48 nichos; arreglo del asfalto en las vías principales; sustitución de las tuberías de la instalación de acometida de agua en una zona; rehabilitación y ampliación del edificio administrativo.

También se realizó la ampliación de toda la instalación lumínica en el taller mecánico y el taller de mármol y la sustitución de todas las luminarias por tecnología led. Se construyeron las nuevas instalaciones para recuperar el calor residual del proceso de incineración.

Cementerio turístico

Es, de todos los cementerios de Barcelona —nueve en total—, el que más acciones de rehabilitación llevó a cabo el año pasado. Incluso forma parte de las rutas nocturnas que se celebran como atractivo turístico (y no tan turístico), guiadas por un grupo de personajes ambientados en la época, acompañados de música clásica en directo e iluminados con velas.

El mimo que ha destinado Cementiris de Barcelona en proyectar su camposanto como uno de los más centenarios y principales de la ciudad ha descuidado aspectos tan básicos como la protección de sus bloques de nichos, que se derrumbaron de forma natural, sin intervención alguna.