Menú Buscar
El cementerio de Olius (Lleida)

Los cementerios de España que te dejarán con la boca abierta

La arquitectura, el encaje con la naturaleza o las espectaculares tumbas hacen únicos estos camposantos

10 min

El primer día de noviembre es el día que más visitas tienen los cementerios en todo el año. Amigos y familiares de los difuntos aprovechan el Día de Todos los Santos para presentarse ante ellos, como símbolo de respeto y de recuerdo de aquellos que se fueron. Pero no es el único momento en el que los cementerios pueden ser visitados.

El llamado necroturismo o turismo de cementerios es una corriente que está en alza y que el propio Consejo de Europa impulsa. Los camposantos se revelan como construcciones únicas con un sentido más allá del religioso. Su arquitectura, su estructura para con el lugar donde se erigen y las esculturas y adornos de las tumbas hacen de estos espacios lugares únicos y dignos de una visita.

Cementerio Sant Sebastià, en Sitges (Barcelona)

El cementerio situado frente a la playa de Sant Sebastià de Sitges es de lo más catalán, arquitectónicamente hablando, ya que acapara grandes muestras de la corriente constructiva modernista. La mayor parte de sus panteones se construyeron entre finales del siglo XIX y principios del XX y los clientes buscaron a los mejores artistas de la época para construirlos.

El visitante que tenga amplios conocimientos sobre el modernismo podrá diferenciar decoraciones y obras de artistas como Llimona, Reynés o Vallmitjana. Y quien no, puede asistir a una de las visitas guiadas al cementerio, donde se dan a conocer aspectos históricos y artísticos de este camposanto.

Cementerio de Sitges

Cementerio de Sitges

Cementerio de Sumacàrcer (Valencia)

El precioso enclave en el que se sitúa el municipio de Sumacàrcer es la carta ganadora también de su zona necrológica. Ofrece unas vistas únicas desde donde se puede divisar el río Júcar, la gran llanura junto a él y las montañas que le rodean.

El conjunto arquitectónico y monumental presenta diversos detalles de la arquitectura modernista, muy destacada en sus torres y cúpulas coloridas gracias al uso de cerámicas policromadas.

cementerio sumacarcer

Una de las torres de colores del cementerio de Sumacárcer, en Valencia

Cementerio de Lloret de Mar (Girona)

El cementerio de Lloret de Mar destaca por su legado indiano ya que fue reformado a petición de un sector de la población que se había enriquecido con la llegada a América y el comercio de ultramar.  El proyecto fue realizado a finales del siglo XIX por el arquitecto modernista Joaquim Artau i Fàbregas.

La organización y distribución del espacio del cementerio recuerda a las tendencias urbanísticas de las grandes ciudades decimonónicas: todo el espacio del cementerio está organizado siguiendo unas pautas de jerarquía social. En la avenida principal se encuentran los sepulcros de los comitentes privados, los indianos. A derecha e izquierda están los restos mortales del siguiente estrato social, de segunda y tercera categoría. El espacio destinado a las inhumaciones civiles y el de los no bautizados se encuentran separados de estos. Es un lugar perfecto para visitar con personas de otros países ya que los monumentos históricos del cementerio han sido señalizados con paneles explicativos multilingües.

Vista del cementerio de Lloret de Mar

Vista del cementerio de Lloret de Mar

Cementerio de Torrero (Zaragoza)

El de Torrero ha sido destacado como uno de los espacios de descanso eterno más bonitos de España en el concurso de la Revista Adiós. El jurado destacó como relevante su "cuidado en extremo" y lo "culturalmente muy activo" que es, ya que en él se realizan talleres de literatura, concurso de epitafios y otros actos de temática cultural.

Ocupa más de 55.000 metros cuadrados y se sitúa en el Monte Torrero, a 280 metros sobre el nivel del mar. En él se pueden encontrar grandes monumentos y esculturas, sobre todo relacionados con los fallecidos durante la Guerra Civil. 

cementerio torrero zaragoza

Entrada del cementerio de Torrero 

Cementerio de Olius (Lleida)

El cementerio de Olius llama la atención de quien lo visita por su estructura desde un punto de vista natural. Es una obra de Bernardí Martorell i Puig aunque para el ojo inexperto podría pasar perfectamente por una construcción de Gaudí.

El camposacro se encuentra completamente integrado en el paisaje que lo rodea, característica destacada del arte modernista. Ocupa un espacio donde cayeron una serie de rocas que se encuentran rodeadas de encinas y el entorno natural prácticamente no se ha visto alterado. La entrada está formada por un arco parabólico gaudiniano y parte de las tumbas y panteones están excavados en las propias rocas.

Tumbas excavadas en piedra en el cementerio de Olius

Tumbas excavadas en piedra en el cementerio de Olius

Cementerio de San Fernando (Sevilla)

Aunque por el nombre pudiera pensarse que este cementerio se encuentra en Cádiz, lo cierto es que está a las afueras de la capital andaluza. En la actualidad no está muy alejado de espacios residenciales pero cuando se construyó, a principios del siglo XIX, se encontraba muy apartado de la ciudad para evitar los contagios de una enfermedad que asoló Sevilla cuando reinaba Carlos III. 

Es un lugar muy conocido por los artistas y famosos que allí descansan: los toreros Paquirri y Joselito el Gallo, la bailaora flamenca Manuela Vargas, el pintor sevillano José Villegas e incluso el presidente de la Segunda República Diego Martínez Barrio.

tumba diego martinez barrio

Tumba de Diego Martínez Barrio en el cementerio de Sevilla / AYTO. SEVILLA

Cementerio General de Reus (Tarragona)

Fue construido en 1869 a petición del político Josep Sardà i Cailà. Su principal curiosidad y característica diferencial es que la fachada no tiene ningún tipo de elemento religioso, lo que evita la discriminación por creencias.

Algunas de las sepulturas son de estilo neoclásico, clásico o con reminiscencias egipcias. Su mausoleo está firmado por Plácido Zuloaga y combina el estilo clásico con el del Renacimiento. Entre los personajes conocidos que allí se encuentran enterrados está el general Prim, cuyos restos fueron trasladados a Reus, su lugar de origen, en 1971.

mausoleo prim cementerio reus

Mausoleo del General Prim en el cementerio de Reus / WIKIMEDIA

Cementerio de Igualada (Barcelona)

Esta es posiblemente una de las necrópolis más modernas no solo de Cataluña sino de toda España. Su diseño arquitectónico corrió a cargo de Carme Pinós y Enric Miralles y fue galardonado con el premio FAD de Arquitectura. La idea de los arquitectos era crear un espacio de reflexión que reuniera aspectos del pasado, el presente y el futuro de una vida.

cementerio igualada

Vista de una sección del cementerio de Igualada 

El resultado fue un conjunto de pasillos sinuosos, construcciones sencillas y elegantes zonas que encajan a la perfección con el terreno montañoso en el que se enmarca. El cementerio tiene varios niveles que representan el camino de la vida: los dos primeros son los reservados para los nichos mientras que en la parte superior se encuentra la capilla. Como curiosidad podemos destacar que el propio Miralles, coautor de la obra, se encuentra enterrado en este cementerio.

La Almundena (Madrid)

Por supuesto, este complejo necrológico no puede faltar en cualquier listado de este tipo de construcciones. Es el cementerio más grande de Madrid y está dividido en tres zonas: el cementerio original, la necrópolis y la ampliación. La triple entrada de estilo neomudéjar dirige directamente a la necrópolis, donde se encuentra la espectacular capilla de base de cruz griega. Hacia el este se encuentra el cementerio viejo, que tuvo que ser ampliado por problemas de espacio. 

Recorrer La Almudena puede llevar horas, pero merece la pena. Eso sí, es recomendable conocer de antemano dónde se encuentran las tumbas de los personajes que se quieran visitar. 

cementerio almudena madrid

Entrada al cementerio de La Almudena de Madrid