Menú Buscar
Imagen del bloque derrumbado en el cementerio de Montjuïc de Barcelona / CG

Colau invierte solo el 29% de los beneficios de cementerios en su mantenimiento

Las cuentas de Cementiris de Barcelona desvelan que reparte más en dividendos que en las instalaciones de los camposantos, pese a su estado denigrante

2 min

La Síndica de Greuges de Barcelona ya lo alertó: el cementerio de Montjuïc presenta un estado de conservación denigrante. De ahí que el derrumbe de un bloque de 144 nichos el pasado 15 de septiembre señale al Ayuntamiento de Barcelona como único responsable de lo que se considera una de las mayores negligencias cometidas por el equipo de gobierno de Ada Colau.

Lo corroboran las propias cuentas anuales de Cementiris de Barcelona, publicadas la tarde de este martes por Alberto Fernández, líder del grupo popular municipal. Desvelan que Colau solo invierte el 29% de los beneficios de los cementerios en su mantenimiento y el resto lo reparte en dividendos.

Beneficios millonarios

En los últimos diez años, “solo uno de cada cuatro euros se ha invertido, el resto se los ha llegado el ayuntamiento en formato de dividendos”, argumenta Fernández, y añade que, en esta última década (2007-2016), ha acumulado 18,3 millones en beneficios, 5,1 de los cuales para reserva en la propia empresa y 13,2 en dividendos (3 de cada 4 euros).

Durante el mandato de los comunes, además, los beneficios de Cementiris de Barcelona han sido de 2,6 millones de euros en 2015 y 2,2 millones en 2016. En 2017, la compañía municipal que dirige Jordi Valmaña y preside el concejal Eloi Badia cerrará con beneficios similares, según los presupuestos.

Más promesas

La escasa cantidad de dinero que Colau destina al mantenimiento de los camposantos de la ciudad explica que ocurran desastres como el hundimiento en el más grande de Barcelona. El dirigente popular ha exigido a la alcaldesa que dé una explicación.

“Se ha utilizado Cementiris para exprimir a los barceloneses en lugar de invertir para mejorar sus instalaciones”, ha dicho. Mientras tanto, el concejal Badia se escuda tras la repetición de una promesa más, como es el aumento del presupuesto para el mantenimiento. De momento, ante las familias afectadas por el derrumbe todavía no ha dado la cara.