Menú Buscar
Un autobús que circula por el interior del cementerio de Montjuïc, el Día de Todos los Santos. Nichos derrumbados de Montjuïc: primera queja formal / CG

Primera queja formal contra el ayuntamiento por el desastre de Montjuïc

El concejal Eloi Badia incumple de nuevo con las familias afectadas y se salta la segunda reunión

3 min

Cuenta atrás para que el Ayuntamiento de Barcelona responda legalmente por el derrumbe de los 144 nichos en el cementerio de Montjuïc el pasado 15 de septiembre. Los ocho titulares de algunas de las tumbas afectadas que se han unido para exigir responsabilidades juntos han presentado este viernes, 3 de noviembre, la primera instancia formal contra el consistorio barcelonés.

El abogado que les representa, Josep Maria de Palacio, ha explicado a Crónica Global que se trata del primer paso formal para conseguir lo que llevan solicitando desde que se enteraron de que sus seres queridos estaban en paradero desconocido: una prueba de ADN. “Hemos pedido la identificación de todos los cadáveres, porque ahora mismo solo hay dos o tres cuerpos identificados y ni siquiera hay pruebas de que sean quienes aseguran que son”, argumenta De Palacio.

Quieren una solución

El gobierno de Ada Colau, por lo tanto, se ve obligado a responder a la petición en la que las familias se mantienen firmes y tiene un plazo límite para hacerlo de tres meses. “Pueden negarse a concederlo, claro, como están haciendo hasta ahora. En ese caso, pasaríamos al siguiente paso: un contencioso”, añade el letrado.

Los demandantes, que dirigen la instancia contra Cementiris de Barcelona, pretenden que el ayuntamiento también les dé explicaciones sobre la situación en la que se encuentran los huesos de sus familiares —presuntamente enterrados en otros nichos, sin placa exterior y sin que ningún afectado haya comprobado que están realmente allí— y que aporte alguna solución.

Otro ‘caso Yak-42’

De Palacio representa, por el momento, a ocho de los titulares de algunos nichos que se derrumbaron, pero recuerda que las familias afectadas son muchas más y que, en algunas tumbas, había hasta nueve cuerpos.

“No tienen un protocolo de actuación definido para estos casos”, sostiene el abogado. “Esta es la verdadera crisis. Se está haciendo todo contrarreloj porque se acercaba el Día de Todos los Santos y esto se asemeja al caso Yak-42”, argumenta, y añade que la situación, por ahora, se encuentra en un estado incipiente.

Las familias, por su parte, señalan que el concejal de Presidencia, Eloi Badia, y presidente de la compañía municipal que se encarga del cementerio, ha incumplido de nuevo con ellas. Les prometió que se reunirían cada 15 días para ir haciendo un seguimiento del asunto, pero tras el primer encuentro —gestionado por la Síndica de Barcelona, Maria Assumpció Vila— tenían que volver a verse este jueves, 2 de noviembre, y no tuvieron noticias del consistorio. “Otra mentira más”, lamenta una de las afectadas.