Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El cantante de trap Cecilio G. / SÓNAR

Cecilio G. pide "perdón de corazón" a los trabajadores del Sónar

En los vídeos compartidos por algunos de los testigos en las redes sociales se puede ver al trapero arrojando sillas a los vigilantes y enfrentándose a ellos con una gran violencia

3 min

El cantante de trap Cecilio G. ha regresado a las redes sociales casi 24 horas después de ser detenido en el Sónar tras protagonizar un grave incidente con los vigilantes de seguridad. Precisamente, el polémico cantante ha utilizado su perfil oficial de Instagram para dirigirse a los empleados del festival: "Pido perdón a los trabajadores del Sónar que tuvieron que aguantarme. Lo siento de corazón". 

El trapero fue detenido el jueves por la noche en Barcelona tras acceder a una zona restringida del festival. En los vídeos compartidos por algunos de los testigos en las redes sociales se puede ver a Cecilio G. arrojando sillas a los vigilantes y enfrentándose a ellos con una gran violencia. De hecho, el artista hace un amago de golpear a uno de los trabajadores, al que segundos después intenta arrebatarle la porra. Por estos hechos, el trapero fue reducido por los trabajadores de seguridad privada del evento y puesto a disposición de la policía autonómica.

Bajo los efectos de las drogas

El artista, que está acusado de un delito de atentado a la autoridad, había asistido como público a la sesión de día del Sónar, donde se fotografió con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Sin embargo, durante el transcurso del festival, protagonizó varios altercados. Por estos hechos, el cantante fue detenido y el SEM decidió trasladarlo a un centro hospitalario después de evaluar su estado, dado que podría encontrarse bajo los efectos de las drogas

Este viernes Juan Cecilia Ruiz, nombre real del trapero del Bogatell, ha reaparecido para mostrar su arrepentimiento por la agresión a los trabajadores. No obstante, ha aprovechado para arremeter contra la prensa, negando cualquier tipo de abuso a una joven durante el festival. Sin embargo, Metrópoli Abierta ha podido saber que se masturbó delante de una chica en las inmediaciones del recinto en el que se celebraban los conciertos poco antes de protagonizar el altercado con los vigilantes, extremo que tanto él como su representante niegan. "No fue un tema de acoso. Simplemente estaba donde no me dejaban estar, vino seguridad y me volví loco", ha escrito. El artista también ha compartido una foto en que aparece haciendo un corte de mangas, en la que se observan contusiones en su rostro.