Menú Buscar
Fachada de una de las sedes de la aseguradora Mutua Universal / CG

Caza de brujas en Mutua Universal

La aseguradora despide a la trabajadora que denunció a la compañía por estafa y acoso estando ésta de baja, mientras un juez y el fiscal afinan sus sospechas contra la compañía

4 min

A la mujer que responde a las siglas M.C.B.V., de momento, le ha salido muy caro haber denunciado a su empresa --Mutua Universal-- por delitos societario, malversación de fondos públicos, estafa, amenazas y acoso.

A esta mujer, ex coordinadora administrativa en Almería de la Mutua, la acaban de despedir estando de baja psicológica en base a un expediente interno cuya instructora ha sido Mariona Rovira (Jefa del departamento de relaciones laborales de la mutua), una de la personas a las que justamente denunció hace seis meses ante la justicia, la seguridad social y la fiscalía.

Facturas falsas

La ex coordinadora de Mutua Universal en Almería argumenta en su denuncia que la cúpula de la aseguradora falsificó facturas por servicios y asistencias médicas inexistentes para cobrar de la seguridad social, además de haber utilizado empresas pantalla para abrir centros asistenciales que no disponían del perceptivo permiso de la seguridad social.

M.C.B.V. denuncia que ha sido víctima de reiteradas amenazas, acoso y vejaciones a causa de su negativa a participar de esta supuesta estafa y por el hecho de haber denunciado esta situación.

La empresa contraataca

Las denuncias son de finales del mes de octubre del 2016. En esas mismas fechas, M.C.B.V. comunicó por email a los directivos de la empresa David Estevill, Jesús Bou y Joan Güell, el contenido de las mismas. Así pues, la denunciante informó a la dirección de la compañía por los canales internos la situación en la que se encontraba y las irregularidades que había detectado.

Fruto de estas denuncias, y ante la situación de acoso judicial al que se veía sometida la compañía, se precipitó una autoría interna que desembocó en un expediente contra la propia denunciante. Para sorpresa de M.C.B.V., se la acusaba, justamente, de las mismas irregularidades que ella puso en manos de jueces y fiscales, es decir, la falsificación de centenares de facturas para estafar a Hacienda.

Limpieza de contestatarios

En base a todo ello y en una actuación "vengativa y torticera", según la defensa de esta mujer, M.C.B.V. ha sido despedida hace dos meses. Lo ha sido estando de baja y sin que sus alegaciones hayan sido escuchadas. La denunciante ha presentado el preceptivo contencioso laboral contra la empresa. Contencioso que también ha presentado el hijo de José Luís Alabarce, abogado de M.C.B.V, empleado de Mutua Universal en la población almeriense de Roquetas de Mar e igualmente despedido hace semanas.

Este joven, tras una brillante carrera acreditada en la empresa, ha sido despedido por acusaciones tan peregrinas como el elevado volumen de su teléfono móvil. Fuentes próximas a Alabarce señalan que a ese trabajador se le ha represaliado ante la sospecha de ser quien entregó información “delicada” de la aseguradora a la denunciante.