Menú Buscar
Catedral de la Seu Vella / MANUEL PORTERO - WIKIMEDIA COMMONS

¿Cuáles son las catedrales más emblemáticas de Cataluña?

La comunidad catalana cuenta con algunos monumentos católicos muy interesantes para los visitantes

Juan Antonio Marín
5 min

Cataluña, en contra de lo que pudiera parecer, cuenta con hasta diez catedrales de gran valor turístico y arquitectónico. La razón es que, por norma general, sólo las capitales de provincia o ciudades muy grandes y emblemáticas cuentan con una. Sin embargo, las catedrales son más comunes en algunas comunidades autónomas que en otras.

Para poner un poco de contexto, hay que explicar que una catedral es un templo donde tiene cátedra el obispo, de ahí que exista la confusión de que únicamente hay catedrales en las capitales de provincia. En este sentido, es normal pensar así, dado que este lugar cristiano representa también la iglesia principal de cada diócesis y también el lugar desde el cual el obispo dirige a su comunidad. Sabido esto, a continuación se detallan las catedrales más interesantes de Cataluña.

Catedral de la Seu Vella de Lleida

Este templo que tardó casi tres siglos en construirse es uno de los emblemas de Lleida, junto con la catedral de Bisbat. A pesar de que la ciudad cuenta con dos de estos templos, la más interesante para visitar es la catedral de la Seu Vella debido en gran parte a su impresionante ventanal, que deja entrar muchísima luz natural, cosa que no suele ocurrir en este tipo de templo donde se busca un ambiente más íntimo y en el que prima el recogimiento.

Debido a los cientos de años que tardó en estar terminada desde que comenzaran las obras allá por el año 1203, el templo permite disfrutar de una arquitectura que cabalga entre el románico y el gótico. Al margen de sus ventanales, lo más interesante para el visitante son sus altísimas bóvedas y la cantidad de pequeños detalles que coronan las columnas, por lo que es muy recomendable visitarla con un guía especializado para no perderse ningún detalle.

Catedral de San Pedro de Vic

La catedral de San Pedro, ubicada en la localidad de Vic (Barcelona), es una de las más sorprendentes, ya que su portada principal no cuenta con ua arquitectura llamativa, dado que sufrió una remodelación en el siglo XIX. Por esta razón es fácil confundirla con una iglesia más o incluso con otro tipo de edificio oficial, salvo por la cruz que culmina la fachada. El resto del templo fue construido bastante rápido durante el periodo románico, entre los años 1018 y 1046.

Catedral de Vic / REIVAX2 - WIKIMEDIA COMMONS

Catedral de Vic / REIVAX2 - WIKIMEDIA COMMONS

Quizá por eso, una vez que se accede al interior de esta pequeña joya el visitante puede sorprenderse con la multitud de atractivos que posee. Por ejemplo, la cripta que se conserva del periodo románico y prerrománico, de las más antiguas de Cataluña, que data del año 1038. O el campanario, que también data de esa época y que puede visitarse, siendo el más alto de toda la comunidad catalana.

Catedral de Santa María de Urgell

Por último, cabe destacar la catedral de Santa María de Urgel, situada en la localidad de Seu d'Urgell, en la provincia de Lleida. El templo es considerado uno de los más importantes a nivel histórico y arquitectónico de toda Cataluña, dado que es el único edificio de este tipo que se conserva completamente desde que fuera construido en el románico.

El edificio data del siglo XII y cuenta con dos grandes torres que no están terminadas, pero que pueden visitarse desde el exterior. En su interior, lo que más llama la atención para el turista es la gran cantidad de arcos que se entrecruzan en la parte superior del templo, construidos en mármol blanco.

Destacadas en Vida