Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Playa de la Barceloneta en plena ola de calor en Barcelona / EFE

Cataluña espera los episodios más intensos de la ola de calor

Meteocat mantiene activada una alerta roja, la más alta posible, y no se avista el final de esta climatología extrema al menos hasta el 25 de julio

Félix Montero
3 min

La subida de los termómetros no cesa en Cataluña y los episodios más intensos de esta ola de calor están aún por llegar. Todavía no se avista el final de este episodio de climatología extrema (podría dar una tregua el 25 de julio) y se espera que se alargue durante toda la semana que viene. Si esto se produce, no habría antecedentes en los últimos cien años de unas temperaturas tan altas y a la vez tan duraderas.

Ante este fenómeno, el Servicio Meteorológico de Cataluña (Meteocat) ha activado una alerta roja para todo el territorio. Este aviso durará como mínimo hasta el domingo, cuando se prevé que las temperaturas dejen de subir y se estabilicen.

Riesgo de incendios

Esta subida de los termómetros supone que aumente el riesgo de que se produzcan incendios. La mayoría de municipios de la comunidad están en riesgo alto o extremo y la Generalitat ha prohibido el acceso a las zonas forestales con más peligro de arder. Además, ha suspendido todas las acampadas en bosques y prohibido trabajos agrícolas junto a zonas naturales.

El aviso preventivo por niveles elevados de ozono sigue activo y se extiende a la Cataluña Central, la Plana de Vic, el Pirineo Oriental, las Comarcas de Girona y el Vallès–Baix Llobregat. Este fenómeno aumentará la sensación de sofoco y se recomienda evitar la realización de actividades deportivas al aire libre.

Temperaturas extremas

Este viernes, el Pirineo espera mínimas de 13º y máximas de 37º; el Prepirineo, de 15º y 38º; el interior de las provincias de LleidaTarragona y Barcelona registrará entre 20º y 41º; y el litoral, 21º y 37º.

La visibilidad será buena y rachas de viento serán flojas, salvo en las horas centrales del día, cuando se esperan registros fuertes en el interior.