Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Varias personas se refugian en unos chorros de agua durante la ola de calor / EUROPAPRESS

Cataluña espera repetir temperaturas superiores a los 40 grados

Meteocat mantendrá activada la alerta más alta posible por calor extremo hasta el sábado

Félix Montero
3 min

Cataluña vuelve a despertar con temperaturas de calor extremo. Durante la noche, los termómetros no han bajado de los 25 grados en la comarca del Barcelonès. El territorio llegará al pico de la ola de calor este viernes y encara un fin de semana en el que se espera una ligera bajada de las temperaturas. Es posible que se superen los 43 grados al norte del Pla de Lleida, lo que igualaría el registro más alto de la semana. Esta situación complica la extinción de los incendios que continúan activos.

El Servicio Catalán de Meteorología (Meteocat) mantiene activada una altera roja, la más alta posible, por las temperaturas de calor extremo que durante las horas centrales del día se extenderá a todo el territorio. Este aviso desaparecerá el sábado en la mayoría de puntos de la autonomía, salvo en la provincia de Lleida, donde pasará de ser “muy alto” a “alto”.

Alerta por lluvia

El Meteocat ha registrado otra alerta por la intensidad de las lluvias que se esperan en las comarcas de Berguedà y el Ripollès, que aparecerán acompañadas de tormenta y de granizo. En otros puntos del Pirineo también se estiman precipitaciones, aunque será localizadas y de una intensidad baja.

En el resto del territorio no hay pronóstico de lluvias y los cielos estarán despejado. La depresión central y Terres de l’Ebre registrarán rachas fuertes de viento por la tarde.

Avisos preventivos

El aviso preventivo de contaminación atmosférica por partículas de PM10 en suspensión continúa activo en el Área Metropolitana de Barcelona. Por otro lado, la alerta por superación de los niveles de ozono troposférico continúa activa en la Cataluña Central, la Plana de Vic, el Vallès-Baix Llobregat, las Comarcas de Girona y el Pirineo Oriental. En ambos casos, se aumentará la sensación de sofoco.

Ante la ola de calor, Protecció Civil recomienda hidratarse de manera frecuente, no salir a la calle en las horas centrales del día y mantenerse en contacto con las personas vulnerables cercanas que vivan solas.