Menú Buscar
Imagen de una investigadora en un laboratorio / Pixabay

Cataluña recorta un 27,5% el gasto en sanidad en ocho años

El 'hachazo' de 3.300 millones de euros de la Generalitat relega a la autonomía a ser la segunda región española que menos gaste en salud

09.09.2018 09:56 h.
4 min

Cataluña ha recortado el 27,5% del gasto sanitario en ocho años. Los distintos gobiernos autonómicos han propinado un hachazo de 3.300 millones en el dispendio en salud entre 2009 y 2017. Ello ha dejado a la región como la penúltima autonomía que menos gasta en sanidad, con un 28,6% del presupuesto, lejos de la media nacional, del 33%.

Según informa La Vanguardia, un informe reciente de la Asociación Estatal de Directores y Gerentes en Servicios Sociales revela ajustes de 6.000 millones de euros en sanidad pública en toda España, una caída del 9,3%. Cataluña encabeza el ránking de autonomías que más recortaron, con el 27,5% del presupuesto, seguida a mucha distancia de Castilla-La Mancha (-14,4% y 451 millones de euros) y Aragón, con un descenso de 274 millones de euros, equivalente al 12,7% de su presupuesto total.

Sólo cinco comunidades gastan más

Según el mismo trabajo, apenas cinco comunidades autónomas inyectan más recursos en su sanidad pública que antes de la crisis económica. Son las Islas Baleares, con un 12,3% más; Navarra, con un incremento del 7,5%; Cantabria (3,3%); Asturias (1,6%) y Euskadi (1%).

A ello se le suma el gasto en salud por habitante, donde Cataluña tampoco arroja una buena nota. La autonomía es la tercera que menos recursos por habitante dispone, con una media de 1.178 euros por ciudadano. Solo Andalucía, con 1.098 euros de media y la Comunidad de Madrid, con 1.133 euros, puntúan peor que la autonomía presidida por Quim Torra. De nuevo, la región catalana queda por debajo de la media nacional, de 1.255 euros por habitante, y muy lejos de los territorios que más gastan en su sanidad pública, que son el País Vasco, Navarra y Asturias, todas ellas con dispendios superiores a los 1.600 por ciudadano.

No revierte los recortes

La comparativa del gasto sanitario actual en Cataluña con el que tenía antes de la crisis es demoledor. El territorio destinó el 28,6% del presupuesto a su sistema público en 2017, un guarismo tan bajo que solo el de Navarra lo rebasa por debajo. En el otro extremo de la horquilla, el esfuerzo en apuntalar la sanidad pública se concentró en Asturias, con el 40,1% del presupuesto autonómico; Castilla y León, con el 37,3%; Canarias (36,9%) y Aragón (36,8%).

En el global de las políticas sociales, la comunidad autónoma que gobiernan JxCAT y ERC es la que presenta el presupuesto más alejado en comparación con el de antes de los recortes. La cicatería de la comunidad en este pilar del estado del bienestar es comparable solo al de Castilla-La Mancha. El pasado ejercicio, Cataluña gastó 4.000 millones de euros menos en sanidad, educación y servicios sociales que antes de la recesión en España. Ello significa un dispendio un 20% inferior al del 2009.