Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La consejera de Salud, Alba Vergés, esta semana en Barcelona / EP

Cataluña reabrirá los bares y restaurantes hasta las 23.00 horas a partir del 9 de mayo

El Procicat avala un relajamiento de las restricciones contra el Covid coincidiendo con el fin del estado de alarma

4 min

El Govern de la Generalitat ha anunciado la reapertura de la restauración para servir cenas a partir del 9 de mayo. Coincidiendo con el levantamiento del estado de alarma, llegará también un relajamiento de las restricciones contra el coronavirus en Cataluña, que significará que bares y restaurantes dejarán de estar obligados a cerrar a las cinco de la tarde y podrán hacerlo a las once de la noche.

También podrán reabrir, en la misma fecha, los parques de atracciones y ferias, que permanecían cerrados desde el pasado verano. Pero antes, el próximo lunes 3 de mayo, llegarán flexibilizaciones menores: se suprimirá el límite horario de los parques infantiles, que podrán cerrar más allá de las ocho de la tarde, y se autorizarán las asambleas de las entidades deportivas.

Made with Flourish

Apertura por la vacunación

Alba Vergés, consejera de Salud, ha explicado en rueda de prensa que a partir del 9 de mayo "tendremos un volumen más grande de personas vacunadas, especialmente colectivos de riesgo", algo que abre el escenario de una "posible disminución de la mortalidad de entre el 50% y el 75% y de casos entre el 10% y el 15% en las próximas semanas, por lo que hay mayor margen para empezar el proceso de apertura".

Sin embargo, Josep Maria Argimon, secretario de Salud Pública, ha advertido de que, a corto plazo, "la previsión para los próximos días es que la situación será similar" a la actual, es decir, de "cierto estancamiento" y una velocidad de contagio (Rt) cercana a 1 --ni crecimiento ni decrecimiento--. La consejería espera recibir 150.000 dosis de la vacuna contra el Covid en los próximos días, lo que permitirá vacunar a más del 85% de los mayores de 80 años con la segunda dosis y a más del 80% de personas de entre 60 y 79 años con la primera.

El toque de queda, en el aire

El Govern ha mantenido por ahora la incógnita sobre qué pasará con el toque de queda una vez decaiga el estado de alarma el 9 de mayo. Miquel Sàmper, consejero de Interior, ha defendido que es una medida "muy eficaz", ya que ha reducido la interacción de las personas por las noches", por lo que ha expresado su voluntad de mantenerlo, a la par que "reducirlo cuando los índices lo permitan".

Sin embargo, la viabilidad de esta medida será complicada: "Es una restricción muy delicada desde el punto de vista de la libertad". "Viene dada por el estado de alarma o la confirmación del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña", por lo que el Govern se ha limitado por ahora a posponer la decisión. Tampoco ha aclarado Sàmper qué ocurrirá con el confinamiento perimetral ni con el límite de reunión, ahora fijado en seis personas.