Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El grupo de periodistas internacionales durante una rueda de prensa por Sant Jordi en la Casa de les Punxes / CG

Cataluña promociona Sant Jordi en el exterior

La Agencia Catalana de Turismo organiza un viaje para periodistas internacionales para enseñarles cómo se vive la fiesta del libro en Barcelona, e intentan evitar asuntos políticos

3 min

Cataluña quiere mostrarse como una región culta a la prensa extranjera y es por eso que, a través de la Agencia Catalana de Turismo, ha invitado a un grupo de periodistas internacionales (de otros países de Europa y de Estados Unidos) con motivo de la diada de Sant Jordi.

En una rueda de prensa en la Casa de les Punxes, han reunido a la prensa extranjera con la local, a la vez que se ha presentado las cifras de ventas de libros por parte del Gremi de Llibreters de Catalunya. Entre los datos, el gremio ha destacado que esta diada lleva cuatro meses de preparación, se venden alrededor de 1,5 millones de libros lo que implica un retorno de 20 millones de euros. 

La esencia de Sant Jordi

La periodista austríaca Gudrun Daringer, del periódico Salzburger Nachrichten, se ha levantado esta mañana en su hotel en Barcelona y le han regalado una rosa. “Al principio no he entendido muy bien el concepto”, revela, pero luego dice haber visto la esencia de Sant Jordi: “Se celebra el día del libro pero también se regalan flores y es un día para compartir con seres queridos, me ha gustado mucho”.

A pesar de que desde la agencia de turismo catalán tenían la intención de que el intercambio de periodistas catalanes e internacionales fuera solo en términos culturales, los mismos extranjeros se han lanzado a dar sus opiniones respecto del conflicto político catalán.

Daringer, asegura que ambas partes están en puntos demasiado extremos, aunque advierte “yo no me creo que Puigdemont sea una víctima como él dice, entiendo su punto y su discurso, pero él ha hecho cosas para estar donde está”.

Sentimiento contra Europa

Julien Vedennek de la revista francesa K-Libre también tiene su propia opinión en relación al separatismo catalán. “Yo creo que ese sentimiento que tiene este pueblo es global, y no es un hecho aislado porque también ocurre en Francia, en Bélgica o en Reino Unido. A mi criterio esto es una manifestación contra Europa, y contra las instituciones de Bruselas”.

El periodista francés había decidido colgarse en la camisa un lazo amarillo y un pin con la leyenda “Libertad para los presos políticos”, en catalán.