Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Decenas de policías nacionales / INTERIOR

Cataluña, destino de los agentes de Policía Nacional con las notas más bajas

Cerca del 70% de los nuevos policías destinados a la comunidad autónoma están entre los 500 con menor calificación en la prueba de acceso al cuerpo

3 min

Los nuevos agentes de Policía Nacional no quieren trabajar en Cataluña. Esta comunidad autónoma recibirá a 716 policías recién salidos de la academia, de los cuales el 69,2% sacaron las peores notas en la prueba de acceso al Cuerpo Nacional de Policía (CNP). En concreto, 496 de estos cadetes se sitúan entre las 500 peores calificaciones. 

La información sobre las preferencias de destino de los agentes de Policía Nacional, adelantadas por El País, destaca el rechazo existente entre los nuevos activos a ser destinados en Cataluña. De hecho, de los 500 alumnos con mejores notas --y, por ende, con preferencia para elegir destino-- solo ocho de ellos han optado por desarrollar sus primeros años en el cuerpo en Cataluña. 

Desbandada de policías nacionales

La resistencia a ser policía nacional en Cataluña no es nueva, aunque sí sorprendente. Los nuevos agentes no son los únicos que prefieren ser destinados en otras comunidades autónomas, sino que muchos los que ya se encuentran realizando su labor en la región catalana desean abandonarla cuanto antes. 

La Dirección General de la Policía ha recibido cerca de 800 peticiones de traslado de trabajadores del cuerpo de seguridad nacional en Cataluña en lo que va de 2020. Es decir, que el 28,6% de los agentes nacionales de la comunidad quieren irse --el CNP tiene unos 1.800 activos en Barcelona, Tarragona, Girona y Lleida--.

La imagen del 'procés'

La causa que respalda estas decisiones, en la mayor parte de casos --y según los sindicatos policiales--, es el independentismo catalán y el clima social creado por éste. Las imágenes de ataques y enfrentamientos contra los cuerpos de seguridad por parte de activistas y el hostigamiento contra los funcionarios --a los que consideran "enemigos" y "fuerzas de ocupación"-- mellan las ilusiones de los agentes destinados en Cataluña.

También el coste de la vida en la comunidad crea rechazo entre los activos del CNP, la mayoría de ellos procedentes de otros puntos del país. "Casi todos los agentes que ejercen aquí son de otras comunidades porque los autóctonos suelen opositar a Guardia Urbana o Mossos d'Esquadra, y la situación tampoco ayuda", explican desde el cuerpo.