Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una enfermera inyecta la primera dosis de la vacuna de Pfizer a un profesional sanitario / EP

Cataluña pide retrasar la segunda dosis de Pfizer para llegar a más población

La 'consellera' Alba Vergés insiste en la necesidad de acelerar la vacunación de la franja de 70 a 79 años y espaciar las inyecciones de la vacuna de los 21 días actuales a 41

3 min

La consellera de Salud, Alba Vergés, ha reclamado este martes al Ministerio de Sanidad que se pueda retrasar unas semanas más la administración de la segunda dosis de Pfizer para así poder administrar a más población la primera inyección, en un momento de incertidumbre con los sueros de Janssen y AstraZeneca.Vergés ha señalado en una rueda de prensa telemática que va a trasladar esta petición mañana miércoles al Consejo Interterritorial, una demanda que Cataluña ya ha verbalizado con anterioridad y que la consellera ha desvinculado de la cancelación de la distribución de Janssen, que mañana llegaba a Cataluña.

Vergés ha apremiado al Ministerio de Sanidad a acordar ya este retraso de la segunda dosis de Pfizer para optimizar la vacunación: "No podemos perder tiempo, el Covid no da tregua y no podemos eternizar estos debates que representan soluciones ante esta epidemia", ha apremiado.

De 21 a 41 días

La consellera ha indicado que es necesario acelerar la vacunación de la franja de 70 a 79 años, a los que estaba previsto administrar Janssen junto con Pfizer, y espaciar la segunda dosis de este último suero, por ejemplo, de los 21 días actuales a 41 como hacen Francia o Italia. Eso permitiría "ganar semanas para inmunizar a mucha más gente", ha afirmado.

Si bien esta semana Cataluña recibe 193.000 vacunas de Pfizer --la farmacéutica que más sueros aporta y de forma más estable--, unas 40.000 unidades se tendrán que destinar a segundas dosis y, si el plazo fuera más amplio que los 21 días actuales, estas se podrían dedicar a primeras inoculaciones, ha explicado la consellera.

Inmunizar a más población

"El objetivo es vacunar a cuanta más gente, mejor -con al menos una dosis- en el menor tiempo posible", ha remarcado Vergés, que ha pedido al Estado que sea "ágil" en la toma de decisiones: "Esta vez no puede fallar". "Cada segunda dosis que ponemos que podría ser una primera es una oportunidad perdida", ha alertado.

Por su parte, la subdirectora general de Promoción de la Salud y responsable de la vacunación en Cataluña, Carmen Cabeza, ha precisado que la Generalitat querría sin embargo mantener esta distancia de 21 días para la segunda dosis en los mayores de 80 años porque son "los más vulnerables".