Menú Buscar
Los médicos de primaria, como el de la imagen, denuncian contratos de cinco días / EP

Los médicos denuncian contratos de cinco días en la sanidad catalana

El movimiento Rebelión Primaria da un mes a Toni Comín para que arregle el "caos" de los ambulatorios

26.04.2017 11:57 h.
3 min

Los médicos denuncian contratos de cinco días en la sanidad catalana. El movimiento Rebelión Primaria ha dado un plazo de un "mes" el miércoles al consejero de Salud, Toni Comín, para "revertir recortes y verter recursos" en los ambulatorios del territorio.

En un acto público en Barcelona, los facultativos han lamentado que existan "contratos de una semana" y "esperas de hasta cuatro semanas para visitar al médico". Esto es, según ellos, "el bloqueo de la puerta de entrada al sistema sanitario".

En el capítulo de personal, los facultativos han recordado la pérdida de 3.000 profesionales desde 2011 entre galenos, enfermeras y administrativos. Además, echan de menos a 200 médicos de familia.

"Medidas insuficientes"

Los activistas han contado hoy con más apoyo. Rebelión Primaria se ha granjeado el de la Sociedad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria (Camfic), la referencia científica y profesional del sector. 

Con este sostén, los galenos han lamentado la "insuficiente" dotación económica fijada por los presupuestos de la Generalitat de 2017. "Aumenta sólo el 4,7%", ha indicado Nani Vall-Llosera, miembro de la junta del Foro Catalán de Atención Primaria.

"Estabilizar puestos de trabajo es positivo --ha agregado la profesional en referencia al anuncio de un plan de Comín para integrar a 500 interinos--, pero hay que recuperar empleos".

"Somos el primer contacto del ciudadano"

Todos los esfuerzos, han recordado los galenos, deben ir encaminados a reforzar la "puerta de entrada" al sistema sanitario catalán.

"Los ciudadanos deben tener un médico y enfermera de referencia, y no siempre es así. No hay continuidad asistencial", han denunciado. 

El documento presentado hoy se entregará a la Consejería de Salud. El texto nace del movimiento Rebelión Primaria, que suma ya la firma de 47 equipos de atención primaria, un centro de urgencias de atención primaria (CUAP) y un ayuntamiento: el de Viladecans (Barcelona).

Hasta la fecha, Salud ha respondido con una reunión privada con los médicos que iniciaron la revuelta, los del CAP Can Vidalet de Esplugues de Llobregat (Barcelona).