Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Protesta en Barcelona contra el racismo, uno de los delitos de odio que aumenta en Cataluña / EFE

Cataluña encabeza los delitos de odio en España y dobla a Madrid

Aumentan las discriminaciones por orientación sexual y xenofobia y disminuyen por ideología, aunque siguen siendo las más numerosas

5 min

Los delitos de odio en Cataluña disminuyeron un 14% en 2019 respecto al año anterior; aún así, esta comunidad encabeza el ranking de discriminaciones cometidas en el conjunto de España. Un total de 514 en los últimos 12 meses, casi el doble respecto a las 234 registradas en la Comunidad de Madrid durante el mismo periodo.

Las más numerosas, cerca de cinco de cada diez, son por motivos ideológicos --un total de 253--, aunque también experimentan una caída respecto a 2018 --cerca del 27% menos--, cuando el territorio registró 350 delitos de odio por este motivo. Por el contrario, aumentan los ataques por orientación sexual, racismo y xenofobia en la comunidad.

Homofobia y racismo

Según los datos publicados por el Ministerio del Interior este martes, las agresiones o discriminaciones por cuestión de raza o procedencia de la víctima suponen más del 23% de estos delitos, mientras que los ataques contra el colectivo LGTBI son la tercera causa, con 101 hechos conocidos el pasado año. Ambos registran un incremento respecto a 2018; cerca del 24% en el caso de la homofobia, y del 4,2% por racismo y/o xenofobia.

Manuel V.C. (i), quien sufrió una agresión homófoba en Poble Sec / CEDIDA
Manuel V.C. (i), víctima de una agresión homófoba en Barcelona / CG

Un incremento que provendría del aumento de denuncias, según apuntó semanas atrás el fiscal de delitos de odio en Barcelona, Miquel Ángel Aguilar. Crecen las quejas formales, pero aún así, entidades como SOS Racisme o el Observatori contra l’Homofòbia (OCH) advierten que todavía existe infradenuncia ante estas vulneraciones de derechos, bien por miedo, en muchos casos, o desconocimiento.

Agresiones a personas sin hogar

Los mismo sucede con la aporofobia. Pese a que Interior solo recoge dos de estos delitos en los últimos dos años, la Fundación Arrels alertó en julio de 2019 que las agresiones físicas o verbales contra personas sin hogar habían aumentado el 38%, solo en Barcelona, un porcentaje que se eleva hasta el 43% en el caso de las mujeres, lo que indicaría que muchos de los ataques no llegan a la vía legal.

Una persona sin hogar duerme en la calle / EFE
Una persona sin hogar duerme en la calle / EFE

Los delitos de odio por creencias religiosas también se reducen. De los 37 que se registraron en 2018, a 17 durante el pasado año. Por género o sexo, en ambos periodos constan nueve ataques en Cataluña. No se han registrado discriminaciones por razón de enfermedad, o “generacionales”. Sí tres por antisemitismo --una más que en los 12 meses anteriores--.

Un centenar de detenidos e investigados

Efectivos de cuerpos policiales detuvieron o investigaron a 103 personas en Cataluña --60 solo en la provincia de Barcelona-- por estos delitos durante los últimos 12 meses. Entre ellos, 33 arrestos por ataques relacionados con la ideología de la víctima, otros 33 contra el colectivo LGTBI, y 29 por racismo. Los agentes lograron esclarecer un total de 275 hechos, lo que supone más de cinco de cada diez --el 53,5%--.

Un mosso coloca las esposas a un detenido / MOSSOS
Un mosso coloca las esposas a un detenido / MOSSOS

En el conjunto de España, las infracciones penales o administrativas contra personas o propiedades por razón de raza, lengua u orientación sexual han aumentado un 6,8% en 2019, respecto al año anterior. Suponen un total de 1.706 delitos de odio, registrados por las fuerzas y cuerpos de seguridad, frente a los 1.598 de 2018.

Mayoría de hombres víctimas

La ideología es el ámbito con mayor número de discriminaciones o agresiones, también a nivel nacional --un total de 596, y crecen cerca del 2% respecto al año anterior--, y el delito de odio que mayor incremento experimentó fue el de racismo o xenofobia, al pasar de 426 casos en 2018 a 515 durante los últimos 12 meses --un 21% más--.

En cuanto al perfil de las víctimas, la mayoría son hombres --más de seis de cada diez--, con edades entre los 26 y los 40 años, y más del 70% tienen la nacionalidad española. También gran parte de los agresores, más del 80%, son varones, con edades entre los 18 y los 40 años --más de la mitad--.

Destacadas en Vida