Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Josep Maria Argimon, consejero de Salud que prepara la alegaciones para evitar tratar con ozono a pacientes Covid sin evidencias científicas / EP

Cataluña alargará el toque de queda nocturno más de tres semanas

El 'conseller' Argimon sostiene que no se ampliará la lista de municipios y constata que ya se aprecia un ligero descenso de contagios en todas las edades

3 min

El conseller de Salud de la Generalitat de Cataluña, Josep Maria Argimon, asegura que prevé mantener el toque de queda nocturno durante más de tres semanas. Así lo ha confesado en una entrevista en la cadena SER, en la que ha precisado que en una semana se podrá observar algún fruto de la medida, que entró en vigor la madrugada del sábado, pero “para poder bajar esta incidencia se necesita más de una, dos y tres semanas”.

El Govern volvió a solicitar la restricción de movilidad, esta vez entre la una y las seis de la mañana, para tratar de frenar la quinta ola de la pandemia del Covid-19 que afecta duramente a Cataluña desde hace unas semanas.

Sin ampliación de la lista de municipios

La medida se encuentra vigente en 161 municipios catalanes de más de 5.000 habitantes que tengan una incidencia acumulada igual o superior a los 400 casos por cada 100.000 personas. En este sentido, Argimon sostiene que no tienen previsto ampliar dicha lista porque ya exigieron requisitos “bastante estrictos”.

Por otro lado, constata que ya se aprecia un ligero descenso de contagios en todas las edades tras el primer fin de semana con esta restricción, sobre todo entre los más jóvenes. Por ello, defiende que el confinamiento nocturno puede ayudar a reducir los contactos entre este colectivo, “aunque también es cierto que pueden seguir en el entorno más privado”, apunta.

Recordatorio sobre las mascarillas

En cuanto a la eliminación de la obligatoriedad de llevar mascarilla en exteriores, Argimon considera que no fue un error y ha recalcado que esto debe aplicarse cuando se va solo o en compañía de su burbuja, pero no en otros casos.

“No podemos fiarlo todo a la bata blanca. Nos equivocamos. Hay que evitar los contagios”, ha reclamado el conseller tras advertir de que las vacunas no son 100% efectivas. Aun así, remarca que gran parte de los ingresados en los hospitales catalanes o en las ucis son personas no vacunadas o que no han completado la pauta.