Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una enfermera administra una dosis de la vacuna contra el coronavirus a uno de sus pacientes / EFE

El 62% de los catalanes entre 50 y 59 años ya tiene una dosis de la vacuna contra el Covid-19

La población catalana vacunada con una inyección ya suma 2.921.113 personas, mientras que 1.606.491 ciudadanos cuentan con la pauta completa

3 min

El 62% de los ciudadanos de entre 50 y 59 años ya cuenta con una dosis de la vacuna contra el Covid-19 en Cataluña –mayoritariamente de Pfizer– y el 13,3% dispone ya de la pauta completa, según muestran los últimos datos actualizados del Departamento de Salud. Del total de los catalanes, cerca de tres millones (37,3%) cuenta ya con una primera inyección, mientras que el 20,5% ya ha completado la pauta.

Se entiende por pauta completa los que han recibido la vacuna de Janssen –que es monodosis–, dos pinchazos de Pfizer, Moderna o AstraZeneca o son menores de 66 años que han pasado el virus y solamente se les inyecta una dosis, según indica el protocolo. En esta línea, los datos indican que ya son 2.921.113 las personas con una primera vacuna y 1.606.491 con la pauta completa de inmunización, después de que este martes se inyectaran 76.079 dosis.

Vacunación de los mayores de 60 años

La inmunización de la población de 60 a 69 años está cada vez más avanzada, pues un 80,3% ya disponen de una primera inyección. No obstante, solamente el 7,6% han completado la pauta. Esto se debe a que la vacuna que se les administra es la de AstraZeneca, por lo que el intervalo del segundo pinchazo es de mínimo 12 semanas.

En cuanto a los mayores de 70 años, vacunados mayoritariamente con Pfizer, la vacunación está cada vez más cerca de terminarse. Más de un 91,6% cuenta ya con una primera inoculación, mientras que el 86% ya tiene la pauta completa.

Cifra récord de dosis

Cataluña ha recibido esta semana su cifra récord de dosis de vacunas desde que se inició el proceso de inmunización. Entre las de las distintas farmacéuticas, suman 715.870 en total.

Esto ha permitido acelerar notablemente el ritmo de vacunación del colectivo entre 50 y 59 años y ha permitido que los catalanes de la franja de 45 a 49 años ya puedan pedir cita para comenzar a vacunarse contra el coronavirus.