Menú Buscar
El 20% de los catalanes están al borde de la pobreza según el Idescat, aunque el presidente Quim Torra no lo considera una prioridad / EUROPA PRESS

El 20% de los catalanes, al borde de la pobreza

La cifra ha aumentado ocho décimas con respecto a la medición anterior, en Cataluña el umbral de riesgo se sitúa en los 10.097 euros por persona sola

21.06.2018 13:07 h.
2 min

El 20% de los catalanes vive al borde de la pobreza, según la encuesta de condiciones de vida del 2017 del Institut d'Estadística de Catalunya (Idescat). Con respecto al año anterior, la cifra ha aumentado en ocho décimas y afecta principalmente a los menores de 16 años, con una tasa del 28,5%.

Según el Idescat, “la población de riesgo de pobreza se caracteriza porque tiene una renta por debajo de lo que se considera nivel de vida medio en la sociedad en que reside”, que en el caso de Cataluña es de 10.097 euros por persona que vive sola.

Bajo aumento de la renta media

Según el documento, los ingresos medios netos anuales de los catalanes fueron de 31.411 euros por hogar y de 12.712 por persona durante el año 2016, lo que representa un 0,2% y un 0,4% más que el año anterior.

Los ingresos familiares medios netos por persona aumentan en Cataluña por cuarto año consecutivo, pero con menos intensidad que el año anterior, en que crecieron un 3,1%, según destaca la encuesta anual.

Más riesgo en personas mayores

Respecto a la población de 16 a 64 años, se mantiene la tasa de riesgo de pobreza en el 19%, mientras que la de más de 65 años aumenta medio punto para situarse en el 15,5%.

Los ingresos medios de los hogares catalanes se sitúan en 31.411 euros en 2016, teniendo en cuenta que el umbral de pobreza se sitúa en 10.097 euros por persona que vive sola al año.

Aspectos subjetivos

Los indicadores de nivel de privación de los hogares, que recogen aspectos subjetivos de condiciones de vida, dan una señal contraria a los indicadores de distribución de la renta, ya que muestran mejoras respecto al año anterior.

Según el informa estadístico, el número de personas que manifiestan llegar a fin de mes con mucha dificultad representan el 7% de la población, mientras que desde 2013 este grupo había superado el 12%.