Menú Buscar
Un acto público de homenaje de los Boixos Nois e imágenes de la pelea de Cornellà / CG

Los Casuals de los Boixos Nois instigaron la pelea de Cornellà

Antoñito, miembro de la facción más dura de los ultras del FC Barcelona, es el único detenido tras la reyerta, en la que un miembro de la familia de 'Los Carmelos' acabó herido grave

20.04.2018 00:00 h.
8 min

Los Casuals de Boixos Nois instigaron la pelea de Cornellà de Llobregat (Barcelona) del pasado 7 de abril, cree la policía. Antonio Torn Antoñito es el único detenido hasta la fecha por la batalla campal contra jóvenes de Los Carmelos de Gavà, que acabó con un miembro de esta familia herido grave. Aunque el caso de la reyerta ha recalado en el Juzgado de Instrucción número 3 del municipio barcelonés y se encuentra bajo secreto de sumario, fuentes cercanas al suceso apuntan a la fracción del grupo radical del FC Barcelona como instigadora del mismo.

Según las fuentes consultadas, el brazo más extremista de los hooligans culés instigó a un grupo de jóvenes para interceptar a Los Carmelos. Miembros de corta edad de esta familia de etnia gitana, residentes en el barrio de Ca n'Espinós, se encontraban en la discoteca Phant de Cornellà cuando toparon con el núcleo de agresores, han precisado otras fuentes policiales. Éstos arremetieron contra ellos a puñetazos, a patadas y con palos. Uno de los agredidos acabó herido grave e ingresado en la unidad de cuidados intensivos (UCI) tras ser pateado en repetidas ocasiones en la cabeza.

Objetivo: "Enviar un mensaje"

Preguntada sobre el estado de la investigación, una portavoz del Cuerpo de Mossos d'Esquadra (CME) se ha limitado a confirmar que hay un detenido por la batalla campal. También ha recordado que la brutal pelea de Cornellà está bajo secreto sumarial, por lo que la policía autonómica no puede dar más datos de las pesquisas. Fuentes cercanas a las mismas, no obstante, han precisado que la línea de investigación principal es que los Casuals convencieron y azuzaron a un grupo de jóvenes --algunos con vinculaciones futbolísticas; otros, no-- para atacar a miembros de la familia de Los Carmelos.

"Lo hicieron para enviar un mensaje. Se sospecha que hay un asunto de drogas que los Casuals consideran no resuelto. La estrategia habría sido convencer a un grupo de jóvenes para que interceptaran a los agredidos y les enviaran un mensaje sobre los estupefacientes", han indicado. ¿Qué sostiene la teoría del ajuste de cuentas? "El hecho de que el ataque parece premeditado, de que algunos de los agresores vestían chándal, por lo que no estaban de copas como las víctimas, de que el asalto fue gratuito, no producto de una discusión, y los gritos ultras de "¡Boixos Nois!" y nombres a pleno pulmón que profirieron tras agredir salvajemente a los fiesteros", han agregado.

En el punto de mira

Si los Casuals de Boixos Nois están en el punto de mira de la policía a la espera de que los agentes terminen las diligencias de investigación, también se encuentran en la diana de personas afines a los agredidos. "Gente próxima a la familia salvajemente atacada, que no buscaba pelea, sino que fue agredida de forma totalmente gratuita, ha identificado a los ultras y los están buscando", han indicado las mismas fuentes. Ello habría provocado un pequeño éxodo de la facción más dura de hooligans culés, que habrían abandonado poblaciones del Baix Llobregat temerosos de la reacción de personas afines a Los Carmelos.

pelea cornella gitanos boixos nois

Vista del barrio de Ca n'Espinós de Gavà / CG

"Fíjense en que no hay denuncia interpuesta sobre el caso. Los Mossos d'Esquadra han abierto diligencias de investigación de oficio, tuteladas por el Juzgado de Instrucción número 3. Pero hay gente de Ca n'Espinós que no esperará a la tipificación penal, el señalamiento y el juicio. Los están buscando uno por uno y los han avisando", han añadido.

Suicidio por presión

En el marco de esta suerte de justicia callejera se enmarca el suicidio de José alias Lobos o Pikor, un joven de 21 años de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) que se quitó la vida en Madrid la semana pasada tras sufrir "mucha presión" por la pelea de la discoteca Phant de Cornellà, según explicó su entorno a la Cadena Ser. El grafitero habría huido a la capital tras ser identificado por personas afines a miembros de la familia agredida y ser avisado de que no se le garantizaba su seguridad.

En este sentido, cabe destacar que la comunidad de artistas urbanos de Barcelona lleva realizando una intensa campaña de grafiteo desde el viernes en vagones del metro de Barcelona y Rodalies de Catalunya para recordarle. Un número indeterminado de convoyes del suburbano, ha reconocido un portavoz de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), ha aparecido con pintadas homenajeando a Lobos, que habría sido señalado, con razón o no, como uno de los participantes en la batalla campal de Cornellà.

Casuals: sigue la historia negra

Cualquiera que hayan sido las fatales consecuencias para los dos bandos de la reyerta de la discoteca Phant de Cornellà, lo cierto es que el nombre de los Casuals vuelve a aparecer vinculado a un episodio criminal grave. La cúpula de este grupo fue condenada por la Audiencia Provincial de Barcelona en mayo de 2015 tras considerar probada una operativa de tráfico de drogas entre 2006 y 2010. En 2015, el Tribunal Supremo elevó la condena al líder de la fracción radical de los Boixos Nois, Ricardo Mateo, a 15 años y 9 meses de prisión.

pelea cornella gitanos boixos nois discoteca

Imagen del proceso judicial contra los Casuals de Boixos Nois / EFE

Con lo que respecta a Antonio Torn Albarracín, Antoñito, que según las fuentes consultadas sería el único detenido tras la batalla campal por motivo de estupefacientes, el hooligan del Barça fue absuelto de todos los cargos en el marco del mismo proceso. Antes, sí había cumplido condena por tráfico de drogas y había sido investigado, nueva condición de imputado tras la última reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LEC), por amenazas al expresidente del FC Barcelona Joan Laporta, caso que finalmente se archivó.