Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El juez José Castro, atendiendo a los medios a la salida de la Audiencia de Palma / EFE

Castro y la abogacía balear insisten en prorrogar el caso Son Espases

El magistrado y la Abogacía autonómica piden tiempo para determinar cómo ACS se adjudicó las obras

4 min

Pendientes de que la Audiencia Provincial de Baleares confirme si el conocido como caso Son Espases, que investiga las presuntas irregularidades en la adjudicación de las obras de la mayor infraestructura hospitalaria de Baleares, debe alargarse un año más, tanto el juez José Castro como la Abogacía autonómica insisten en la necesidad de la prórroga para esclarecer hasta qué punto las obras fueron ilegalmente otorgadas a una filial de ACS.

El magistrado, consciente de que cuenta hasta diciembre del próximo año para dejar lista la causa, decretó el pasado mes de junio la prórroga de la instrucción al considerar que aún quedan flecos pendientes: tan sólo los responsables de OHL, pese a ser desbancada como favorita en el proceso de adjudicación, se encuentran encausados en este procedimiento judicial, entre ellos su presidente y exministro Juan Miguel Villar Mir. 

Complejidad técnica de la causa

Tras ser recurrida la decisión ante la Audiencia por parte de uno de los directivos de esta constructora, los servicios jurídicos de Baleares se han opuesto a la argumentación de este imputado mediante un escrito al que ha tenido acceso Crónica Global, en el que apuntan a la "complejidad técnica" de la causa y a la pertinencia de dejar todos los cabos bien atados. La Fiscalía Anticorrupción, por su parte, no se ha pronunciado al respecto.

El juez se encuentra ahora pendiente de elevar a la Audiencia esta cuestión a fin de que sea este órgano el que decida, de forma definitiva, si las pesquisas deben ser ampliadas y con ello determinar si Dragados se llevó el concurso de forma ilícita tras un proceso plagado de irregularidades, máxime cuando era OHL la inicialmente mejor posicionada en el proceso de adjudicación

Vinculación con la sede del PP

La causa también contiene una pieza que se encuentra bajo secreto en relación con la conexión de la adjudicación de Son Espases con la reforma de la sede nacional del PP, ubicada en la calle Génova de Madrid.

Sobre la necesidad de prorrogar las investigaciones ocurre, sin embargo, lo contrario que el resto de causas que Castro tiene en sus manos. Se trata de las numerosas piezas del caso Palma Arena, centrado en el supuesto desvío millonario de fondos durante la construcción del velódromo palmesano y su vinculación con el enriquecimiento del expresidente balear Jaume Matas, que el juez tiene sobre su mesa y a las que está dando conclusión durante los últimos meses. 

Llamativo ha sido en este sentido el inicio de septiembre. El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma ha cerrado hasta un total de seis piezas de golpe, varias de ellas con Matas como principal investigado. La principal, relacionada con el supuesto delito de blanqueo en el que incurrieron el exmandatario autonómico y su mujer con la compra y reforma del palacete que posee en el casco antiguo de la capital balear.