Menú Buscar
Jordi Pujol Soley (derecha) y su primogénito, Jordi Pujol Ferrusola. - FOTOMONTAJE DE CG

'Caso Pujol': 45 meses de una investigación que pierde fuelle

Anticorrupción se agarra a la pieza secreta que instruye el juez De la Mata en la Audiencia Nacional para relanzar unas diligencias que no aclaran el origen del dinero

5 min

Solo el juez José de la Mata y la fiscal Belén Suárez saben qué se está buscando, dónde, con qué objetivo y, transcurrido ya más de un año de indagaciones de esa pieza secreta, cuál es la perspectiva de éxito. El tiempo lo dirá. De momento, la causa se ha de declarado “compleja” y por lo tanto tiene recorrido hasta junio de 2017, como mínimo.

Fuentes próximas a esta investigación judicial reconocen que las expectativas incriminatorias contra Jordi Pujol Ferrusola, sus hermanos y sus padres, han perdido brillo con el transcurso de estos casi cuatro años de investigación en torno a la figura del primogénito.

Muchos imputados y pocas medidas cautelares 

El magistrado ha imputado a 21 personas (ahora investigadas), y ha citado a más de 60 testigos, además de haber recibido el contenido de una anhelada comisión rogatoria procedente de Andorra y que se suponía que iba a aportar luz y munición como para desmontar los tejemanejes del clan del los Pujol. Ha aportado luz, pero no toda.

Como consecuencia de esa rogatoria --que llegó a la Audiencia Nacional el 9 de junio del 2015--, el juez citó al junior y, a petición de la fiscalía, le retiró el pasaporte y le mantiene las cuentas bloqueadas.  

Delito fiscal si, pero…

Sin embargo, lo que en estos meses ha trascendido de lo que se cuece en el despacho del juez ahonda en la evidencia de que los Pujol (incluido el expresidente) han cometido delito fiscal --han regularizado de todas las formas posibles--, pero no se tiene la misma sensación ni se argumentan con la misma firmeza las sospechas sobre los sobornos, el tráfico de influencias y el propio blanqueo de capitales.

De lo que no hay duda es de que el caso Pujol va para largo. Varios años por delante, se dice en la Audiencia Nacional. Ni al juez ni a la fiscalía se les ve con demasiada prisa. No es esta una investigación proactiva, sino de las de a verlas venir, se comenta en la Audiencia. Las mismas fuentes señalan a este medio que el juez De la Mata solicitará a Argentina, México, Estados Unidos y probablemente a Croacia información concreta o ampliada de las operaciones y negocios que las empresas bajo la órbita de Jordi Pujol Ferrusola llevaron a cabo durante estos últimos años. Se trata de operaciones sospechosas, según UDEF, y que evidencian movimientos extraños de capitales de incierta procedencia, un flujo económico y financiero diseñado y ejecutado por el hijo mayor de la saga.

La pieza secreta puede esconder claves reveladoras y munición acusatoria fundamental para el desenlace de la causa. O no. El tiempo pasa, y ya se sabe que una investigación judicial dilatada siempre beneficia al investigado.

La lupa sobre el 'Junior'

Desde hace 45 meses, los focos están puestos en la figura de Jordi Pujol Ferrusola, a quien se considera la X en la cúspide la de la presunta trama. Nadie cuestiona, ni en su entorno más cercano, que el primogénito se aprovechó de su situación familiar y política para hacer negocios e incrementar su patrimonio. Ahora conviene probar que esa red de contactos, de favores y de consultarías sospechosas encuentran cabida en el Código Penal.

Esa es la cuestión.

El tiempo lo dirá

A día de hoy, ni el juez ni los fiscales ni la Udef pueden asegurar cuál es el origen indubitado de la inicial fortuna oculta de los Pujol. El expresidente dijo hace justamente dos años que se trata de una herencia, pero tampoco ha presentado prueba alguna de ello, más allá de su palabra, la palabra de un evasor fiscal confeso.

45 meses y no se conoce con certeza el origen de un dinero que inauguró la supuesta caja B de la familia. Si trascurrido ese tiempo, ni el juez, ni los fiscales, ni la UDEF pueden acreditar penalmente ese extremo, mucho menos parece posible que se llegue a establecer una definición lógica y acreditada de ese racimo de cuentas corrientes y de empresas entrelazadas, que han movido el dinero de los Pujol por todo el mundo.

El tiempo pondrá a cada uno en su lugar. O no.