Menú Buscar
El profesor y pederasta confeso del Colegio Maristas Sants-Les Corts de Barcelona, Joaquín Benítez, que seguirá en libertad hasta que la sentencia sea firme / EFE

El pederasta de los Maristas, en libertad hasta que la sentencia sea firme

Audiencia de Barcelona desestima la petición de ingreso inmediato en prisión para Joaquín Benítez, condenado por abuso sexual a cuatro menores

4 min

Joaquín Benítez no entrará a prisión hasta que su condena por abusos a menores sea firme. La Audiencia de Barcelona no considera que el exprofesor de los Maristas de Sants-Les Corts (Barcelona) deba esperar su sentencia en la cárcel y desestima la petición de las acusaciones. 

La Justicia declaró culpable a Benítez de cuatro delitos contra la libertad sexual de menores de edad, dos de ellos de forma continuada. La sentencia de la Sección 21 de la Audiencia barcelonesa decretó, entonces, 21 años y nueve meses de cárcel para él y una indemnización para las cuatro víctimas que alcanzaban los 120.000 euros. Sin embargo, cabe recurso contra esta sentencia, por lo que no se hará efectiva hasta que el caso acabe su recorrido por las instancias judiciales.  

Prima el derecho a la Libertad

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha comunicado la decisión de la Sala y ha destacado que esta no aprecia "razones objetivas" por las que privar de libertad al pederasta confeso. La jueza asegura que Benítez ha cumplido diligentemente con las medidas cautelares que recaen sobre él, entre las que se encuentran una orden de alejamiento hacia las víctimas. Esto hace que la prisión preventiva que pedía el Ministerio fiscal se convierta en una medida cautelar no necesaria, ya que "no se aportan elementos actuales que modifiquen el pronóstico de riesgo" para con el exprofesor marista.

La Audiencia de Barcelona recuerda que la prisión provisional es una medida "excepcional" regulada por la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LEC) y que, en el presente caso, encarcelar al procesado excedería el régimen de "necesariedad" y "proporcionalidad" de ésta --además de impactar en el derecho a la libertad garantizado por la Constitución-- ya que las medidas cautelares vigentes "se han mostrado eficaces hasta la fecha".

Los argumentos de la acusación

El tribunal no ve probados los argumentos que esgrimían las defensas, el fiscal, el Ayuntamiento de Barcelona para pedir la encarcelación provisional de Benítez. Las acusaciones particulares alegaban que la sentencia condenatoria era un "cambio sustancial" en el caso y que elevaba el riesgo de fuga del pederasta por su gravedad y su alta pena. Además, incidieron en la falta de arraigo familiar y laboral del condenado en Barcelona como alicientes que podrían facilitar su huida.

Por otra parte, la abogada del Ayuntamiento de Barcelona se refirió a ciertos "riesgos de reiteración delictiva", según consta en el documento de la Audiencia provincial. Explica que la sentencia alude a un patrón de actuación por parte de Benítez y pensar que el condenado "ha realizado un cambio psicológico radical" supondría "un acto de fe", además de asegurar que la Ley de Protección al Menor debería prevalecer.

Recursos judiciales

El periplo del conocido como Caso Maristas aún puede tener un largo recorrido por la Justicia española. Tras la sentencia de la Audiencia de Barcelona, su abogado ha anunciado que presentarán recurso de apelación ante el TSJC y además cabe recurso en el Tribunal Supremo.