Menú Buscar
Fachada del colegio Maristes de Sants-Les Corts, colegio donde se produjeron los abusos de Joaquim Benítez / GOOGLE MAPS

Las víctimas del 'caso Maristas' declaran durante una hora y media en el juicio

En el colegio han aparecido pintadas anónimas donde se podían leer acusaciones de encubrimiento y pederastia hacia los responsables del centro

25.03.2019 12:45 h.
4 min

Sin acuerdo y a juicio. Así ha terminado el pederasta confeso Joaquim Benítez, exprofesor del Colegio Maristes Sants-Les Corts. Está acusado de abusar sexualmente de cuatro alumnos de 13 y 14 años en los cursos 2006 y 2010, en dos casos de forma reiterada. 

El juicio, en la Sección 21 de la Audiencia de Barcelona, ha empezado con el trámite de las cuestiones previas, en el que acusaciones han propuesto la inclusión de nueva prueba documental. Han pedido la emisión del documental Shootball sobre el caso Maristas, y el testimonio del el cineasta Fèlix Colomer. El tribunal ha admitido la prueba documental y la pericial, pero ha rechazado que se emita el vídeo y delcare su director porque "nada aportan" sus declaraciones fuera del procedimiento. 

Declaraciones

Las cuatro víctimas han declarado puerta cerrada duranta aproximadamente una hora y media. Las familias de los menores no han podido estar presentes en la sala, y los menores han comparecido en el juicio con una mampara para impedir que los testigos pudieran tener ningún tipo de contacto visual con el acusado. También lo harán un testigo y dos Mossos d'Esquadra mientras que la declaración de Benítez se espera para el martes. No será hasta el próximo miércoles que se realizarán las conclusiones del juicio y los informes de las acusaciones y las defensas. 

Manuel Barbero, padre de la víctima que destapó el caso Maristas, se había mostrado conforme a alcanzar un pacto para evitar que las víctimas tuvieran que comparecer y declarar en el juicio. No obstante, finalmente no se ha podido lograr. De haberse llegado a un acuerdo, la pena del acusado se habría podido reducir sustancialmente de 22 a a 15 años de cárcel y una indemnización. 

Incidentes

Durante la declaración a puerta cerrada de las víctimas, un hermano marista ha estado realizando fotografías en el pasillo de acceso a la sala de juicios al periodista de El Periódico de Catalunya Guillem Sánchez que publicó el caso. Este periodista ha avisado a los Mossos d'Esquadra, que le ha obligado al sacerdote a borrar las fotografías captadas en las que aparecía el periodista y otras personas que estaban en el pasillo. El marista ha asegurado que no las había enviado ni difundido.

En la fachada de la escuela Maristes Sants-Les Corts han aparecido este lunes pintadas con mensajes como Encubridores, Pederastas, No hay perdón y Lo sabíais. El coordinador del Equipo de Protección a la Infancia de Maristas Catalunya, Raimon Novell, ha defendido que los abusos se dan de forma oculta y es difícil identificarlos: "No hemos ocultado. Cuando hemos conocido hemos utilizado la vía jurídica". Si está esta agotada pueden plantearse otros caminos, ha explicado.