Menú Buscar
Imagen del piso que ardió en Badalona por sobrecarga del fluido eléctrico al tener la luz pinchada / EFE

Pisos 'okupados' y con la luz pinchada: una pesadilla para los vecinos

Bomberos de a pie admiten que lidian con cada vez más viviendas tomadas ilegalmente y con la electricidad puenteada, lo que dispara el riesgo de incendio

08.01.2019 00:00 h.
6 min

Una pesadilla para los vecinos. Así son los pisos okupados en los que, frecuentemente, la electricidad está pinchada, esto es, se comete fraude eléctrico. Los Bomberos de la Generalitat de Cataluña admiten extraoficialmente que lidian con cada vez más viviendas tomadas ilegalmente y con la electricidad puenteada, aunque su cúpula asegure que "no puede hacer nada" para prevenirlo y pase la pelota a las administraciones y a las eléctricas.

Preguntado por la cuestión, un portavoz de la Dirección General de Emergencias de la Generalitat de Cataluña ha subrayado que es "muy difícil" evitar casos como el trágico incendio del barrio de Sant Roc de Badalona, que segó tres vidas y dejó un saldo de una treintena de heridos. "El cuerpo siempre actúa igual, se detecten las llamas en un edificio de propiedad, alquiler u okupado. Se cortan los suministros y se siguen los protocolos", ha explicado la fuente oficial. ¿No hay prevención en los pisos con la luz pinchada? "Si la hay, deben hacerla las compañías eléctricas. A nosotros no nos corresponde ese trabajo, nos toca la respuesta", ha agregado. Dicha actuación a posteriori se rige por criterios como la "accesibilidad" de la vivienda y el "número de personas" que hay en la propiedad. "Nuestro trabajo es operativo. Si ha habido ilícitos penales en la deflagración es algo que investigarán los Mossos d'Esquadra, como en el caso de Badalona", ha remachado. Los propios vecinos fueron quienes explicaron que el inmueble siniestrado tenía inquilinos de forma irregular, sin que hasta ahora la investigación haya arrojado más datos.

"Cada vez más sobrecargas eléctricas"

Una versión más crítica aportan los sindicatos de los Bomberos. "Sí, cada vez hay más intervenciones en viviendas okupadas y con fraude eléctrico. Mi equipo, por poner un ejemplo, intervino en tres casos recientemente. Son casas tanto en el campo como urbanas, dedicadas a residencia o al cultivo intensivo de marihuana", ha explicado un portavoz de Catac. "Es un fenómeno al alza, pues si uno tiene la electricidad puenteada, no se controla el consumo. Si pagas la factura, vigilas cuántos electrodomésticos tienes conectados, eres más cauto. Si te sale gratis porque pinchas, enchufas un calefactor o radiador, luego otro, luego la luz, tras ello, un sinfín de electrodomésticos, y así sucesivamente. Ello conllevará que sobrecargues la línea y, por ende, un repunte del peligro de incendio", ha agregado.

Imagen del bloque de Badalona (Barcelona) en el que ardió un piso okupado por sobrecarga eléctrica / EFE

Imagen del bloque de Badalona (Barcelona) en el que ardió un piso okupado por sobrecarga eléctrica / EFE

¿Es posible evitarlo o hay algún tipo de protocolo de intervención para casas okupadas cuya luz pagan el resto de clientes? "No. Siempre es el mismo, y se basa en salvaguardar vidas y propiedades. En cualquier caso, la prevención es responsabilidad de las compañías eléctricas, que tienen que detectar donde hay una sobrecarga de fluido eléctrico. Y, seguramente, de las administraciones. Tiene que velar un ayuntamiento para evitar puenteados masivos en su término municipal. El cuerpo de Bomberos es de reacción, actúa cuando recibe un aviso, no de prevención. Esa labor es pública", ha precisado el mismo activista de la parte social.

"Es un delito, pero los incendios es difícil de probarlos"

Desde el punto de vista legal, las okupaciones con pinchazo a la red eléctrica también son un quebradero de cabeza. "Es cierto que los delitos de usurpación (artículo 245 del Código Penal) y defraudación del fluido eléctrico y análogos (artículo 255 del Código Penal) van, a menudo, aparejados", razona Jesús Becerra, abogado penalista del bufete barcelonés Jesús Becerra Despacho Penal. El letrado recuerda que muy frecuentemente son los clanes de la okupación los que realquilan las viviendas a personas o familias en situación de vulnerabilidad o a otras mafias de la droga. "El servicio del puenteado eléctrico está incluido", aclara el profesional. En estos casos, avisa Becerra que el ocupante se enfrenta a dos delitos, lo que puede complicar su situación judicial.

Muy diferente es la responsabilidad penal de los incendios en pisos okupados. "El fraude eléctrico es un delito antiguo, ya tiene un mínimo de 23 años y que se pena con multas. Si provoca un incendio por sobrecarga, el horizonte penal tampoco es tan claro, ya que para que concurra un delito de incendio o de destrucción de la propiedad debe existir un elemento de voluntariedad. Sin que se pueda probar ese componente, en casos de negligencia o descuido, es difícil que se pueda probar la intencionalidad de la persona, por lo que el delito al que se enfrentaría el okupa es solamente el de atentado contra la propiedad privada", concluye el profesional, remachando que ese resquicio legal aumenta la desprotección de los vecinos de la propiedad tomada ilegalmente.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información