Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Casa Buenos Aires, en Barcelona / GOOGLE STREET VIEW

Microsoft considera "piratas" a los okupas de la casa Buenos Aires

Los allanadores de la mansión tomada a la fuerza comienzan a pagar el IVA antes de que el Ayuntamiento de Barcelona les entregue la propiedad

3 min

El sector privado lo tiene claro. Microsoft considera "piratas informáticos" a los okupas de la casa Buenos Aires. El gigante tecnológico está poniendo trabas a la venta irregular de productos desde la mansión de Vallvidrera tomada a la fuerza. Ello es así pese a que los intrusos están tratando de regularizar su situación y, por lo pronto, han comenzado a pagar impuestos: el IVA. 

okupas buenos aires
Advertencia de los okupas de la Casa Buenos Aires desde su página de venta de productos / CG

Lo admiten los propios squatters en la página de venta de productos, portal web que sirve para distribuir productos pese a estar domiciliado en Panamá, como avanzó este medio. Quizá por ello, por carecer de CIF --no aparece en el site-- o por los motivos que fueren, Microsoft está torpedeando la operación ilícita de venta de productos. "Microsoft nos está haciendo boicot y nos ha etiquetado como piratas informáticos", denuncia el colectivo.

Pagan el IVA

Antes de que el Ayuntamiento de Barcelona expropie la villa y la transforme en viviendas dotacionales, y entregue un espacio a los okupas, estos han comenzado a regularizar su situación. Según las condiciones de venta de sus productos, el merchandising incluye la carga de IVA correspondiente a la transacción. 

okupas casa buenos aire
Los okupas de la casa Buenos Aires comienzan a pagar el IVA / CG

Para facilitar las ventas, los okupas han comenzado a utilizar Stripe, un método de pago alternativo a PayPal que facilita las transacciones por una comisión menor que su rival. Se desconoce cómo tributan estas ventas y con qué licencia de actividad o CIF se efectúan, pues la Buenos Aires no muestra ninguno de estos elementos en su página web. 

Colau entregará el palacete a los okupas

Las irregularidades en la venta de productos de la casa Buenos Aires son la última polémica en torno a un palacete okupado en Vallvidrera (Barcelona) que el ayuntamiento expropiará. El gobierno municipal comprará el inmueble modernista, frustrando un hotel de lujo, y construirá viviendas dotacionales. Por el camino entregará una parte de la mansión a los "jóvenes" del barrio. 

Este proceder no es novedad con Barcelona en Comú. El partido de Ada Colau ya entregó otro inmueble okupado a sus allanadores. Fue la antigua comisaría de Policía Nacional de Lesseps, en el distrito de Gràcia, que el consistorio cedió a los intrusos en 2017. Estos no se molestaron jamás en regularizar su situación y, según la oposición, hay dudas de que pagaran el alquiler al ayuntamiento. Ahora, ha dictado orden de cese de actividad en un activo que es propiedad del Instituto Municipal de Vivienda (IMHAB, por sus siglas en catalán).