Menú Buscar
Una foto de archivo de jamones de la marca Oro Ermita

Carrefour, obligada a retirar todos sus jamones por una alerta sanitaria

La policía investiga un entramado en el que hasta 30 empresas reenvasaban jamones en mal estado para venderlos en otros supermercados

3 min

Carrefour continúa en horas bajas con la polémica del jamón. La multinacional francesa se ha visto obligada a retirar del mercado centenares de unidades de la marca Oro de la Ermita por una alerta sanitaria. Las autoridades sanitarias de la Comunidad Valenciana incautaron 490,6 toneladas de varios productos cárnicos --jamones, chorizo, salami y salchichón-- el 21 y 22 de junio. 

Las marcas afectadas fueron Bodega Alto de Aitana, Sierra Gorda, Aire de Mariola, Serranía de Ameta, El Galán, Jamones Croval, Don Enrique y Oro la Ermita y se distribuían en las cadenas de supermercados Family Cash y Kuups Design International. 

Alerta de los consumidores

La retirada masiva de productos vino dada por las quejas de los consumidores entorno a la firma Oro de la Ermita. Facua exigió la retirada de los alimentos a Carrefour, que cumplió con la recomendaciones el viernes pasado. La empresa Comapa, proveedora de jamones del supermercado francés, ha asegurado que los problemas generado en los jamones son debidos a una falsificación de la marca. Por ello, han decidido personarse "como acusación en la causa abierta en los juzgados de Valencia". 

Mientras se resuelve el caso, Carrefour ha decidido retirar los productos como una medida de precaución. Asimismo, recomienda que aquellos clientes que tengan productos cárnicos en sus hogares, eviten consumirlos.

Investigación y operación policial

El escándalo de Carrefour con los jamones viene de largo. La investigación policial lleva abierta más de un año y tras la retirada masiva de estos productos el pasado viernes, la policía continúa con las pesquisas oportunas en varios almacenes. Concretamente en una nave en Alcira que tiene vinculación con otros almacenes de la Comunidad Valenciana y de otras comunidades autónomas (Castilla y León, Cataluña, Madrid y Andalucía).

El ministerio de Sanidad ordenó la retirada de estos jamones y aseguró que actuará para "localizar y retirar del mercado” tanto la marca Oro de la Ermita, que Carrefour utiliza en promociones de “ofertas agresivas”. De momento, los juzgados investigan un entramado de 30 empresas que se dedicaban a reetiquetar y reenvasar carne destinada a la destrucción para venderla de forma irregular en cadenas de supermercados o en cárceles españolas.