Menú Buscar
Imagen en 3D de la cárcel que se construirá en la Zona Franca Barcelona / GENCAT

En marcha la nueva cárcel de la Zona Franca de Barcelona

La Generalitat formaliza el contrato con la UTE que la construirá y pagará más de 2M€ por la redacción del proyecto y la dirección de las obras

2 min

Ocupará un solar de 6.500 metros en la Zona Franca de Barcelona y tendrá una capacidad de 800 plazas y 224 habitaciones repartidas en dos recintos independientes. La nueva cárcel de régimen abierto --para presos que solo acuden a dormir para cumplir el final de su condena-- de la capital catalana está en marcha y la inauguración se prevé para 2021.

La Generalitat de Cataluña ha hizo público este jueves la formalización del contrato que sellaron el departamento de Infraestructuras y la UTE que se encargará de construir el proyecto, formada por tres empresas de arquitectos: Dilmé Fabré Torras y Asociados, SLP; Josep Benito i Rovira, y RQP Arquitectura, SLP.

Internos de Wad Ras y Trinitat Vella

El Govern desvela que el valor estimado del contrato es de 1.862.444 euros (2.180.957,24 euros con IVA) que se desglosa en 1.261.711 euros (sin IVA) para la redacción del proyecto ejecutivo y 540.733 (sin IVA) para la dirección de las obras.

La previsión total de inversión se sitúa en los 33,3 millones de euros y albergará a internos en régimen abierto de Barcelona que actualmente están distribuidos entre la cárcel de Wad Ras --conocida por ser el centro penitenciario de mujeres-- y la de la Trinitat Vella --donde cumplen condena jóvenes y reclusos en régimen abierto--.

Acuerdo Generalitat-Ayuntamiento

Los planes del exconseller Carles Mundó cuando estaba al frente de la Conselleria de Justicia eran cerrar estas dos prisiones, como tarde, en 2025 y trasladar a todos los internos al nuevo centro de la Zona Franca, al que los vecinos del distrito se oponen.

La construcción forma parte del acuerdo firmado por la Generalitat de Cataluña y el Ayuntamiento de Barcelona en enero de 2017, en el que se acordó que el consistorio cediera los dos solares y que, cuando cierre Trinitat Vella, se construyan 265 viviendas sociales, 110 destinadas a realojar vecinos del barrio.