Menú Buscar
Imagen de las dependencias que se habilitarán para el colegio de primaria en la cárcel Modelo de Barcelona / CG

Adiós a la cárcel más antigua de Cataluña

La Modelo de Barcelona cerrará sus puertas el jueves sin presos en el interior tras 113 años de historia para convertirse en un colegio

3 min

La prisión más antigua de Cataluña cerrará 113 años después de su inauguración. La cárcel Modelo de Barcelona sellará sus puertas en tan solo dos días. Durante todos estos años, el centro penitenciario de la calle de Entença ha sido lugar de residencia de ilustres personajes de la vida de la ciudad: desde políticos hasta los delincuentes más buscados.

El jueves, 8 de junio, será un día especial tanto para los presos que allí residían, como para los trabajadores. Hasta hace dos meses aún quedaban 970 reclusos. Hoy, ninguno. Se ha vaciado a un ritmo vertiginoso. Al entrar por las puertas del presidio se escuchan el silencio y el eco. La vida en la prisión ha unido a unos y otros. Reconocen que se habían convertido “en una familia”, a pesar de que la Modelo estaba “desfasada y en malas condiciones”. “Se cae a trozos”, afirmó hace un par de meses el conseller de Justicia, Carles Mundó.

Interior de una de las alas de la prisión Modelo de Barcelona / EFE

Interior de una de las alas de la prisión Modelo de Barcelona / EFE

A otras prisiones catalanas

Los reos han abandonado progresivamente la cárcel barcelonesa en dirección a otras dependencias que no se encuentran en el centro de la capital catalana. La mayoría de ellos lo ha hecho a Brians 1 y 2 (Barcelona) a 40 kilómetros de la capital. En la calle de Entença estaban a gusto: “Nos trataban como lo que somos, personas”. Y porque se encontraban “cerca de las familias”. Pese a ello, los últimos presidiarios recalcan que “hacia mucho olor y en verano era complicado convivir”. Celebran que en Brians “al menos hay duchas dentro de las celdas”.

Eixample 1, el nuevo proyecto

Los funcionarios del centro penitenciario de L’Esquerra de L’Eixample también tendrán que abandonar sus puestos de trabajo en el centro de Barcelona hasta la nueva apertura de la prisión de la Zona Franca, prevista para 2025. Les han asegurado que en sus nuevos destinos podrán seguir con los programas de tratamiento y con los cursos que realizaban en la Modelo. Ésta fue una de las reivindicaciones que pidieron los sindicatos para aceptar el desmantelamiento penal, que conlleva la redistribución de presidiarios y trabajadores a otras prisiones del territorio catalán.

La Modelo dirá adiós para convertirse en un centro público de enseñanza primaria. El Ayuntamiento de Barcelona tiene previsto inaugurarlo el 1 de septiembre con la entrada del curso académico 2017-18. Se instalará en los terrenos ya rehabilitados de la prisión entre las calles de Entença y de Rosselló y se llamará Eixample 1.

Destacadas en Vida