Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Magda Campins, jefa de epidemiología de Vall d'Hebron  / VALL D'HEBRON

La jefa de epidemiología de Vall d'Hebron pide "medidas más drásticas"

Magda Campins ha alertado de que la situación es "muy peligrosa" y es "escéptica" ante la efectividad del cierre de bares

4 min

La jefa de Medicina Preventiva y Epidemiología del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, Magda Campins, ha vaticinado que será necesario adoptar "medidas más drásticas" en los próximos días ante el avance del Covid-19 en Cataluña. "Estamos en una situación muy peligrosa" ha advertido la experta, que se muestra "escéptica" ante la supuesta efectividad que tendrán las restricciones instauradas hasta el momento.

El viernes se cumplen dos semanas del cierre de bares y restaurantes decretado por la Generalitat. Según Campins, el efecto del cerrojazo debería empezar a notarse la próxima semana. "Si el cierre ha tenido realmente un peso importante y las personas no han interaccionado en otros sitios, los indicadores bajarían a partir de la semana que viene, pero yo soy un poco escéptica. Creo que necesitaremos medidas más drásticas", ha sentenciado. 

La segunda ola

La epidemióloga ha confirmado que Cataluña se encuentra "en plena segunda ola", durante la que los indicadores Covid experimentan un "crecimiento exponencial". Estas cifras provocan que los hospitales empiecen a "sufrir" los efectos, ya que las plazas de ucis y planta se están llenando de pacientes con coronavirus, según relata.

"Si no se para el crecimiento de forma rápida podemos volver a la situación de marzo y abril", ha señalado Campins. A su parecer, está en manos de la población frenar la curva. "Debemos ser muy conscientes de que es necesario reducir las interacciones sociales para hacer descender la curva y parar la transmisión comunitaria", ha pedido la experta.

Hacer solo lo "imprescindible"

Sobre el toque de queda que Cataluña adoptó este domingo, la epidemióloga considera que es una medida "importante", pero alerta de que "no podemos pensar que solo tenemos que quedarnos en casa por la noche". Explica que, durante el día, "también se debe evitar o intentar disminuir las interacciones sociales". "Hagamos lo imprescindible: ir a trabajar, a comprar y a por los niños al colegio. No quedemos con amigos y grupos no familiares para evitar la transmisión", ha demandado. 

Campins también vería con buenos ojos un confinamiento de fin de semana que actuaría como una "fórmula más para evitar el confinamiento total", la nueva apuesta del Gobierno catalán que ha avanzado la portavoz, Meritxell Budó, en una entrevista radiofónica la mañana de este lunes. "Podría ser una buena opción porque es el momento en el que hay más interacciones entre personas de diferentes grupos", asevera. Sin embargo, la experta descarta el cierre de los centros escolares. En su opinión, sería "lo último que deberíamos hacer", ya que "todos los indicadores de Cataluña indican que en es donde hay menos contagios", puntualiza.