Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Alumnos de educación infantil en un aula, que se han quedado sin plaza en centros públicos al ofrecer menores ratios y mismos grupos / EUROPA PRESS

Menores ratios y mismos grupos: Cambray la lía con la preinscripción escolar

Las familias reprochan al 'conseller' haberse quedado sin plaza en la escuela pública elegida, lo que les obligará a optar por otra de menor proximidad o una concertada

6 min

Nuevo fiasco para el conseller de Educación, Josep Gonzàlez-Cambray. El anuncio de reducir las ratios en el primer curso de infantil sin abrir nuevos grupos ya ha pasado factura y ha provocado un nuevo desajuste entre la oferta de plazas públicas y la demanda. Por eso, muchas familias de Cataluña cargan contra él por el caos en la preinscripción escolar. Y es que sus hijos se han quedado sin plaza en la escuela elegida como primera opción, lo que les obligará a optar por otra de menor proximidad o una concertada.

Ante este caos, madres, padres y direcciones de centros se están movilizando para denunciar la “situación insostenible” de la educación pública provocada ante un conseller que acumula conflictos con el sector. Consideran que el hecho de que se reduzca el número de niños por aula es positivo, pero de nada sirve si no se se compensa con la creación de más grupos. Esto evidencia su "improvisación" y su intención de “reducir la oferta pública para beneficiar a la concertada” --que sí han podido mantener sus ratios--. También alertan del “riesgo real de que todo el sistema colapse y no se pueda garantizar el funcionamiento de la escuela pública con unos estándares mínimos de calidad”.

El consejero de Educación de la Generalitat, Josep Gonzàlez-Cambray, en el Parlament / TONI ALBIR - EFE
El consejero de Educación de la Generalitat, Josep Gonzàlez-Cambray, en el Parlament / TONI ALBIR - EFE

Alertan del colapso en la pública

En este sentido, unos 300 directores harán llegar una carta a Cambray el próximo 25 de mayo --coincidiendo con la jornada de huelga total de profesores-- para reclamarle “cambios reales y efectivos”. Exigen el despliegue del decreto de la escuela inclusiva, más planificación de la acción docente de cara a los nuevos currículums, la mejora de las plantillas y los cambios en el calendario para el próximo curso, entre otras acciones.

Pero no es la única carta que el consejero va a recibir sobre esta cuestión. El gobierno de Badalona le ha pedido que "ajuste las ratios y aumente el número de plazas públicas en la ciudad". El alcalde Rubén Guijarro y la concejal de Educación, Aïda Llauradó, han lanzado esta misiva en apoyo al colectivo “sin plazas Badalona”, que ha iniciado una campaña de protesta para exigir que “se garanticen las plazas” de la pública en la zona elegida por las familias y recogido instancias que trasladarán este martes al departamento.

Denuncian la "falta de previsión"

Desde los sindicatos lamentan que "la poca previsión" de Cambray perjudique de nuevo a las familias. Xavier Massó, de profesores de secundaria, cree que la reducción de las ratios que anunció tan solo era “un brindis al sol, ya que nada tiene que ver con su buena voluntad, sino con la bajada de la natalidad". También avisan de que “la falta de planificación” afecta a la educación secundaria, que ya "se está viendo saturada ante la falta de plazas".

Consorcio de Educación de Barcelona / EUROPA PRESS
Consorcio de Educación de Barcelona / EUROPA PRESS

El Consorcio de Educación de Barcelona también está en el punto de mira, ya que unas 200 familias han firmado una carta denunciando la poca previsión. Fuentes del CEB han explicado a Crónica Global que se están “analizando los datos de todas las demandas” para comprobar si encajan en la oferta inicial. “Si no es así se estudia qué modificaciones hay que añadir a la oferta final teniendo en cuenta todas las variables con las que se trabaja: inclusión, matrícula viva, necesidades especiales, etcétera”, apuntan. No obstante, quieren lanzar un mensaje de tranquilidad a aquellos que, hoy por hoy, no han optado a la plaza que querían: “Más del 90% de los alumnos acaba accediendo a su primera opción. Y un tanto por ciento elevado, en cualquiera de las otras”.  

Con todo, el conseller Cambray se enfrenta a un nuevo reto tras meses de turbulencias políticas y sociales. Garantizar que las familias puedan llevar a sus hijos a una escuela de proximidad y no sufrir una odisea por tener que llevarlos a centros alejados del domicilio o recurrir a concertados tras no obtener la plaza que deseaban.