Menú Buscar
Una foto de archivo del control de ITV / Certio

Esta es la nueva ITV y los cambios que trae

La normativa entra en vigor este lunes con inspecciones más minuciosas y nuevos métodos de control de emisiones

21.05.2018 12:24 h.
4 min

Este lunes 21 de mayo ha entrado en vigor la nueva normativa en la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). A partir de ahora, los controles serán mucho más minuciosos y exhaustivos. Se aplican nuevos métodos de control de emisiones contaminantes así como en los sistemas electrónicos de seguridad. Una respuesta normativa al escándalo del diéselgate

Estos cambios se producirán de forma gradual y no afectarán en el precio. Además, incluyen una mayor flexibilidad. Para pasar una segunda inspección, será posible elegir una estación distinta. Se recomienda a los conductores que se informen previamente de la burocrácia que incluye para evitar costes extras. 

Control de emisiones contaminantes

Una de las grandes novedades de esta nueva ITV es la medición de gases contaminantes mediante un equipo de diagnóstico a bordo. Esta prueba será complementaria a la que se realiza ahora. La introducción de una sonda en el tubo de escape en los vehículos dotados con la llamada toma OBD (On Board Diagnostics - diagnóstico de a bordo). Esta prueba se realizará a los modelos matriculados a partir de 2011. Para los pesados, será obligatorio desde 2015. Los sujetos a normativas anteriores seguirán siendo sometidos solo al control a través del tubo de escape.

No será aplicable en su totalidad hasta el 10 de septiembre, el período de prueba que se da la Dirección General de Tráfico  (DGT) a las estaciones para adaptar los equipos de lectura. Por ahora, los coches que no pasen el examen de emisiones podrán seguir circulando. Aquellos que tengan un resultado desfavorable a partir de ese momento, suspenderán la ITV y deberán pasar una segunda prueba.

Control de los sistemas electrónicos de seguridad

La nueva inspección también usará el OBD para revisar los sistemas de seguridad activa o pasiva controlados de forma electrónica. Es decir, el antibloqueo de frenos, el control de estabilidad,  los airbags, los sensores de los cinturones de seguridad, el sistema de alumbrado y señalización, o prestaciones del motor o del kilometraje, entre otros. Una innovación importante que, por ahora, no tiene fecha concreta de implementación.

Desde la DGT señalan que hay un plazo de un año, hasta el 20 de mayo de 2019, para llevarlo a cabo. Las estaciones requerirán instalaciones específicas y la puesta a punto de diferentes equipos.

Flexibilidad para pasar la ITV

Otro de los cambios destacables es la flexibilidad que los conductores tendrán, a partir de ahora, para pasar la ITV. Se elimina la obligatoriedad de pasar en la misma estación la segunda inspección en caso de tener un diagnóstico desfavorable. Los centros deberán compartir los datos de cada vehículo, hecho que facilitará el rigor de los procesos ya que se dispondrá de todo el historial. 

Se alerta de que los propietarios de los vehículos deben informarse bien antes de cambiar de estación, ya que en algunos casos puede suponer un coste extra. También se podrá adelantar la ITV sin cambiar la fecha de la siguiente inspección. Se podrá pasar hasta un mes antes de la fecha límite.