Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de una cartera apretada

Cambio de mentalidad ante el ahorro y la inversión tras el COVID

La situación económica tras meses de confinamiento ha influido en la forma de actuar y mover el dinero

4 min

El estado de alarma ha llegado a su fin, pero eso no quiere decir que nos hayamos librado del virus SARS-CoV-2. Sí que parece claro que lo peor ya ha pasado. Los hospitales ya no se encuentran colapsados y el número diario de muertes y contagios es muy inferior al que, durante el mes de abril, se vivió a lo largo y ancho de toda la geografía española.

Cómo gestionan la crisis familias y empresas

El impacto del coronavirus no se ha dejado sentir solo a nivel sanitario. El COVID-19 también ha golpeado con fuerza a la economía española. Y es que el confinamiento forzoso y el resto de medidas tomadas por el Gobierno para minimizar los daños sanitarios han puesto patas arriba la economía del país. Millares de empresas se vieron obligadas a detener su actividad por un tiempo, un parón al que, por desgracia, no han podido sobrevivir una gran cantidad de empresas.

Tanto las empresas como las familias han tenido que capear el temporal como han podido. Varias son las formas en las que ha habido que lidiar con una situación muy desfavorable en lo económico. Las alternativas para hacerlo ha sido diversas

Redes de apoyo familiares

En un país como este, en el que la familia tiene una importancia capital, el núcleo familiar se ha convertido en una solución al problema. Muchas personas que han visto reducidos drásticamente sus ingresos han podido salir adelante gracias a la ayuda económica que les han brindado otros familiares.

La cuestión es que no todo el mundo tiene la suerte de contar con una familia con el suficiente poder económico como para soportar todos los gastos generados.

Ahorros personales

Cuando los ingresos no son suficientes, o directamente se reducen a cero, no queda más remedio que tirar del dinero ahorrado a lo largo de los años.

Al fin y al cabo, ese dinero está destinado, principalmente, para sacar a la familia de problemas financieros como este.

Financiación crediticia

La más habitual a través de los bancos es mediante préstamos como los ICO, los créditos europeos o los créditos habituales que ofrecen las entidades.

Hay ocasiones en las que el tiempo apremia y los ciudadanos no pueden permitirse la lenta gestión que supone pedir un préstamo a un banco. Los microcréditos son cantidades de hasta 10.000 euros que se conceden de manera rápida y sirven para solucionar problemas inaplazables. La contrapartida es que tienen un interés más elevado que el de los préstamos bancarios tradicionales.

Ayudas gubernamentales

Ingresos recibidos procedentes del Gobierno, como la ayuda los autónomos, el Ingreso Mínimo Vital –IMV-, todas estas iniciativas han sido recibidas por esperanza por miles de afectados.

Otras muchas familias no han corrido tanta suerte y, ante la falta de recursos, se han visto obligadas a acudir a los bancos de alimentos, gracias a los cuales han podido llevar comida a casa.

Conclusión

Estas ideas han sido corroboradas por la encuesta de Kredito24, una entidad financiera que ha podido observar que la cuestión económica preocupa, y mucho, a los habitantes de España. Existe una gran incertidumbre con respecto a lo que pueda pasar en los siguientes meses, lo que obliga a la población a pensar en la posibilidad, nada remota, de solicitar un crédito.

La coyuntura actual ha llevado el miedo a los mercados y ahora resulta mucho más complicado realizar inversiones porque no se considera que sea un buen momento para hacerlo.

--

Contenido patrocinado

Destacadas en Vida