Menú Buscar

Calvo, escudo de Sánchez, y el reparto en el salvaje Oeste

Ataque general en el Congreso contra la política migratoria del Gobierno en funciones. Barcelona, ciudad sin ley y sin reparto en territorio comanche. Violencia política en Cataluña

11 min

La vicepresidenta Carmen Calvo es el trasero de todas las patadas mientras Pedro Sánchez permanece inmutable, tan bello y sereno. Sesión en el Congreso. Práctica unanimidad, censura total de la política migratoria del PSOE. Demagogia a punta pala, de izquierda a derecha, en oleadas. El Open Arms lo mismo vale para un roto que para un descosido. Es la palanca con la que la oposición articula dos discursos. Las derechas claman contra el buenismo progresista; las izquierdas chachis cargan contra el pragmatismo socialista. A la pobre vicepresidenta la llaman Calvini, apelativo que apareció por primera vez en El Español. Ella ni se inmuta. Por un oído le entra y tal, impasible el ademán.

En el PSOE no están descontentos. Consideran que los chuzos de punta centran al partido, que recibir estopa de los extremos les sitúa bajo el foco del posibilismo. Prueba superada sin arrugas en el traje presidencial. De la nota de José Marcos en El País: "El pleno extraordinario del Congreso que debatió ayer la gestión de la crisis del Open Arms se transformó en un ataque general contra el Gobierno socialista en funciones, con reproches desde la izquierda y desde la derecha. La vicepresidenta, Carmen Calvo, defendió la actuación española ante el bloqueo del barco lleno de migrantes en la costa italiana y remarcó que la entrada irregular de inmigrantes por el estrecho de Gibraltar ha descendido un 43% gracias a la colaboración del Gobierno marroquí. Cayetana Álvarez de Toledo e Inés Arrimadas, que se estrenaban como portavoces parlamentarias del PP y Ciudadanos, acusaron al Ejecutivo en unas durísimas intervenciones de improvisar y de carecer de política migratoria".

En cuanto a la izquierda de la izquierda y de la misma crónica: "“No se puede ser gobierno y contragobierno a la vez”, espetó el socialista Rafael Simancas a la fuerza que ha sido el socio preferente del PSOE desde la moción de censura a Mariano Rajoy. “No son ustedes de fiar. Utilizan el primer flanco que ven para dañar con la derecha al PSOE. Esta lección ya nos la dieron en julio y en 2016”, apostilló el portavoz socialista a la bancada de Unidas Podemos, recordando las dos investiduras fracasadas de Sánchez. La respuesta de Podemos, realizada por Noelia Vera, no fue menor. “Ya está bien de poner la otra mejilla, ¿con qué PSOE hablamos, con el que dice que va a quitar las concertinas o el que da 35 millones a Marruecos y tiene concertinas en su lado?”, replicó la portavoz de la dirección de la formación, visiblemente molesta ante el tono “paternalista, prepotente y de superioridad moral”, que percibió en Simancas".

Portada de 'El Mundo' del viernes 30 de agosto
Portada de 'El Mundo' del viernes 30 de agosto

A todas estas, Pablo Iglesias sondea consigo mismo aceptar lo que rechazó en julio, una oferta tan inmejorable del PSOE que ya se ha agotado. Iolanda Mármol lo cuenta en El Periódico: "A tres semanas y media de que se agote el tiempo para volver a una repetición electoral Pablo Iglesias trata de sacudir el adormecido tablero de negociación y acepta casi la misma oferta del PSOE que desdeñó en julio para tejer una coalición. Entonces Pedro Sánchez propuso cederle la vicepresidencia y los ministerios de Vivienda, Sanidad e Igualdad. El líder podemista dice ahora estar dispuesto a aceptar ese pacto si le suma también las políticas activas de empleo".

Sigue la pieza: "El presidente en funciones, que nunca estuvo convencido del cogobierno con los morados pero que cedió en su día para hacer esa oferta que tan poco le gustaba, defiende que no se puede volver atrás, alega que la coalición es ya inviable y dice estar “esperanzado” en que Unidas Podemos acabe apoyando el programa que presentará el próximo martes. No parece haber prisas en el Gobierno por sumar apoyos. Las reuniones con los partidos nacionalistas comenzarán el miércoles y hasta la segunda semana de septiembre no verá a los líderes de PP, Cs y Podemos".

Peor que Iglesias lo tiene Matteo Salvini, cuya prepotencia ha logrado armar una alianza entre socialdemócratas y populistas que para sí quisiera el antedicho Pablo. Escribe Soraya Melguizo en El Mundo: "Con la mitad del país de vacaciones y el Parlamento cerrado, Matteo Salvini hizo estallar una crisis política en plena canícula que según sus cálculos le habría catapultado hasta la presidencia del Consejo de Ministros. Pero 'Il Capitano', como le llaman sus seguidores, no contaba con un pacto entre sus ex socios del Movimiento Cinco Estrellas y el Partido Demócrata (PD). De primer ministro en la sombra, Salvini queda relegado a los bancos de la oposición. El sueño de una Italia liguista tendrá que esperar".

Continúa un párrafo después: ""Salvini ha demostrado una excesiva soberbia y ha infravalorado a sus adversarios, la capacidad táctica de Matteo Renzi y el transformismo de Luigi Di Maio. No ha tenido en cuenta que Italia es una democracia parlamentaria donde la Liga tiene el 17% de los votos. No es fácil disolver las Cámaras y convocar elecciones. Y esto un líder como él debería saberlo", sostiene Giovanni Diamanti, autor del libro Fenómeno Salvini. El ultimátum de Salvini se ha convertido en un bumerán. Los analistas políticos lo consideran un gol en propia puerta. "La estrategia táctica con la que ha hecho caer el Gobierno se le ha vuelto en contra porque ha perdido uno de sus principales puntos fuertes: mostrarse cercano a la gente corriente y lejano de la vieja política", señala Diamanti".

Más convulsa aún es la situación en el Reino Unido, tanto que los cronistas recurren al balompié para tratar de explicarse las evoluciones de ese misil extraviado que es Boris Johnson. Es lo que hace Rafael Ramos en La Vanguardia, capaz de mezclar el culebrón de Neymar con el Brexit: "El tridente de quienes aún aspiran a hacer descarrilar el Brexit no son Messi, Neymar y Suárez –que tal vez se reúnan dentro de poco en el Camp Nou– sino la calle, el Parlamento y los tribunales. La calle, porque ya hay un llamamiento a ocupar puentes, carreteras y centros de comunicaciones a fin de paralizar el país. Los tribunales, porque ayer se pusieron en marcha tres procesos diferentes para que la justicia pare los pies a Boris Johnson. Y el Parlamento, porque los remainers no renuncian a aprobar una ley que obligue a pedir una prórroga a Bruselas, por mucho que Downing Street se lo haya puesto difícil".

Actualidad local. Inseguridad. Dos frentes. Un directivo de MRW confirma las informaciones de Crónica Global sobre las dificultades y excepciones en el reparto en Barcelona de las empresas de mensajería, excepciones que Mossos y Ayuntamiento niegan para no quedar como unos auténticos incompetentes. Hay zonas de la capital de Cataluña que son el salvaje Oeste americano, territorio comanche, ciudad sin ley en la que los repartidores no entran por mucho que digan lo contrario las estupendas alcaldesas accidentales que suplen a Desaparecida Colau, cuya agenda sigue un día más vacía.

Segundo frente, la inseguridad política, eso de ser constitucionalista (unionista por mal nombre) y sus riesgos. Humorada de la organización Impulso Ciudadano, que ha tenido a bien recopilar los incidentes de los seis primeros meses del año. Registra en concreto 189 casos, de los que 173 han consistido en amenazar, amedrentar o señalar a militantes o dirigentes de partidos no independentistas, así como a jueces y fiscales. Lo mejor es que la Generalitat no ha condenado ninguno de estos hechos protagonizados en su mayoría por los cachorros de Arran y los CDR apadrinados por Torra.

Novedades políticas. El PDeCAT sopesa diluirse en Junts per Catalunya (JxCat) y la Crida per la República para formular un nuevo espacio posconvergente neonacionalista más amplio y transversal o así. De la nota de Aida Morales en Nació Digital: "El PDECat inicia el debat intern sobre el seu futur i per encarar el procés de confluència amb Junts per Catalunya (JxCat) i la Crida que, idealment, hauria de desembocar en una única formació política que recollís i ampliés el perímetre de l'antiga CDC sota el liderat de Carles Puigdemont".

Se acaban las vacaciones con un amplio programa de huelgas para amenizar la operación retorno. Renfe, Iberia, Vueling, Ryanair y el variado persona de las instalaciones aeroportuarias darán la bienvenida a los señores usuarios con un fin de semana de paros y cancelaciones típico de estas fechas tan tradicionales.

El exentrenador del Barça y de la Selección Nacional Luis Enrique comunicó anoche el fallecimiento de su hija Xana, de nueve años, a causa de un osteosarcoma.

30 de agosto, santoral: Bononio de Lucedio, Gaudencia, Pamaquio de Roma y Pedro de Trevi.