Menú Buscar
Imagen del 'lobby' del nuevo hotel de Yurbban en la calle Trafalgar de Barcelona / CG

La calle Trafalgar se transforma en el Soho barcelonés

Yurbban Hotels comanda el cambio de rostro del antiguo 'Chinatown' de Barcelona

5 min

La calle Trafalgar de Barcelona será el Soho barcelonés. Así lo ve Arnout Krediet, uno de los artistas que se instalará en la vía, antaño un discreto refugio de mayoristas textiles chinos. El artista holandés ha alquilado un espacio en el número 55 para trasladar la Galería Nómada de Barcelona. ¿Qué hará allí? "Reabriremos con más espacio, como escuela de arte y como galería de artistas locales e internacionales", explica.

Krediet es uno de los empresarios que está revitalizando la travesía que conecta la plaza de Urquinaona con el Paseo de Lluís Companys. El súbdito holandés no es el primero que decide invertir en una zona de Barcelona que quedó a la sombra de la explosión turística. El movimiento lo empezó la cadena Yurbban Hotels, que plantó una primera pica en enero de 2015 en una curva de la calle.

Turismo como un vecino

Yurbban se estrenó el año pasado como hotel boutique, con 56 habitaciones, una oferta gastronómica local, productos de proximidad y una oferta de ocio que enraíza con la vida local de la capital catalana.

Pionero en la apuesta, la cadena de Josep Oriol Serra, director de Smart Rooms, redobla ahora su envite.

Segundo alojamiento

En primavera del próximo año abrirá un segundo hotel junto al primero, con 60 habitaciones, spa y terraza en la azotea. Nacido como un cuatro estrellas superior "con servicios de cinco", la apertura del Yurbban 2.0 significará una inyección de 18 millones en la antaño desaliñada vía.

Hay más. La joven firma colaborará en el renacer cultural de Trafalgar con la restauración del Pasaje Manufacturas.

"Será una revitalización del pasaje, un uso completamente público donde se ubicará --aún por definir-- un espacio gastronómico y artístico con una obra del escultor Antonio Iranzo", explican desde la cadena barcelonesa.

Vuelve al mapa

Los expertos confirman que la apuesta de Yurbban y de la Galería Nómada por Trafalgar no es aislada. "Fue durante mucho tiempo una calle modesta, muy centrada en un sector: el mayorista textil regentado por chinos. Ahora está volviendo al mapa", informa Miquel Laborde, de la consultoría de patrimonio e inversiones Laborde Marcet.

Según el directivo, los precios están aumentando en la vía. "Aumenta la demanda de locales comerciales en la calle. Está empezando ahora. Seguirá el incremento de demanda y precios si se instalan en la zona comercios diversificados y que agreguen valor", avanza Laborde.

Revitalizarse

Uno de estos espacios especiales será la Estudio Nómada. Su gerente, Arnout Krediet, trabaja a pleno rendimiento en un antiguo bazar textil al por mayor. "Buscábamos espacios en toda Barcelona con características muy especiales, grandes y no demasiado caros. Trafalgar nos ofreció esa solución", admite.

A la llegada de Nómada y al doble empuje de Yurbban y su renovación del Pasaje Manufacturas se une el aterrizaje de otros locales singulares a una zona que aspira a mucho más. En 2015 desembarcó en el 32 de la calle Trafalgar la Galería Senda. "Están abriendo bares y restaurantes con encanto. La zona muta", consigna el artista.

Cabe recordar que la zona del Ensanche derecho emergió como el Chinatown barcelonés a mediados de los años 2000. Los negocios asiáticos, perfectamente integrados en la zona, son hoy parte de la asociación de comerciantes. La novedad es que el monocultivo del textil de Trafalgar cambia y deja paso a un tejido comercial más sofisticado. Los antiguos locales de telas y retales, explican los comerciantes de la zona, recalan en Badalona.