Menú Buscar
calçots-donde-comer

¿Dónde comer los mejores 'calçots', dentro y fuera de Cataluña?

Es uno de los platos típicos de la gastronomía catalana

3 min

A pesar de que la tradición arriba con los primeros meses de invierno, es habitual que el consumo de calçots se alargue hasta finales de abril. Motivo de peso para organizar una despedida por todo lo alto. Esta debe incluir una buena copa de vino, salsa romesco, un babero y las mejores cebollitas dulces del mercado. 

Para aquellos que no lo sepan, los calçots son un plato emblemático de la gastronomía catalana. Más concretamente de la población de Valls, que posee su propia denominación de origen. Una hortaliza que se cocina a la parrilla y cuya apariencia recuerda a la del puerro y la cebolleta. Comerlos es todo un ceremonial, solo apto para los comensales que no tengan reparo en mancharse las manos. Después de abrir el apetito, ¿cuáles son los mejores locales para disfrutar de este delicioso manjar?

Lugares con tradición

Siguiendo su origen, en Cataluña encontrarás algunos de los lugares más exquisitos donde degustar una buena calçotada. El primero es el complejo hotelero y gastronómico La Boella. La oferta incluye sus famosas aceitunas arbequina, una parrillada de carne y los calçots de rigor asados con sarmientos.

calcots-donde-comer

Una receta tradicional similar a la de L'Antic Forn, que podrás acompañar concordero, morcilla o salmón. Otros puntos de interés son Can Pichurri, el Restaurante Carmen, Casa Félix, la Masia BouCal Ganxo. No dejes que tu visita a Cataluña se quede sin unos sabrosos calçots. 

Fuera de Cataluña

En cambio, si sientes la llamada pero te encuentras a kilómetros de distancia, también existen en el resto de España propuestas de primer nivel. En Madrid, por ejemplo, el lugar predilecto es Casa Jorge. Embutidos catalanes, escalibada, esqueixada... ¿Qué más se puede pedir? Otras opciones son Paradís, Calsots o La Huerta de Lleida.

calcots-donde-comer

Si vives un poquito más al sur, en Sevilla se encuentra La Quinta Brasería, que organiza su particular calçotada durante el mes de febrero. En Zaragoza, los expertos recomiendan el restaurante Neguiri. Y en Valencia, donde la oferta es mucho más amplia, La Sequieta, La Taula de Paula y el restaurante Ca Duart.

Destacadas en Vida