Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una pareja de agentes de la Policía Nacional / EUROPA PRESS

Cae una red mundial que ha estafado a más de 1.000 mayores con el método de las cartas nigerianas

Las autoridades detienen a 80 personas, 61 de ellas en España, en una operación con 53 registros simultáneos

5 min

La policía ha desmontado una red mundial que había estafado a más de 1.000 personas mayores (aunque solo hay 400 identificadas) con el método de las cartas nigerianas. Hay 80 detenidos, 61 de los cuales en España, en el marco de una operación con 53 registros simultáneos en distintos lugares.

La Operación Brooklyn se ha saldado en España con 61 detenidos en 24 horas en las provincias de Barcelona, Madrid, Málaga y Santander, y con otros 19 arrestos en Portugal y Reino Unido, donde la organización tenía ramificaciones, además de tenerlas en EEUU y México, informa la Dirección General de la Policía.

¿Qué son las cartas nigerianas?

Los estafadores utilizaban el método de las cartas nigerianas, un fraude en el que la víctima está convencida de hacer pagos por adelantado a una persona o un grupo que no conoce, pero que le promete dinero. 

En este caso, los investigados imprimían las cartas de forma masiva en una copistería de Fuenlabrada (donde se encontraba el núcleo de la organización) y, posteriormente, se las llevaban a Portugal en turismos particulares o autobuses públicos para enviarlas desde allí, dado que el coste del servicio era inferior al ofrecido por las empresas españolas.

Jubilados

Las cartas se imprimían bien con el nombre y apellidos de las víctimas, o bien de manera generalizada, y después adquirían las etiquetas individualizadas con los datos personales y dirección para colocarlas en los sobres.

La mayoría de las víctimas eran ciudadanos mayores y jubilados de Estados Unidos a los que les comunicaban supuestos cobros pendientes como premios de lotería o herencias familiares no reclamadas. Todas ellas llamaban al teléfono que figuraba en esas cartas y, en ese momento, la organización les realizaba un pequeño cuestionario para conocer su poder adquisitivo y convencerlas de que habían sido agraciadas.

Pago por adelantado

Antes de recibir el supuesto cobro, sin embargo, las víctimas debían desembolsar una cantidad por adelantado (en concepto de tasas de impuestos burocráticos) que oscilaba entre los 1.000 y los 30.000 euros.

Para ocultar estos beneficios ilícitos, la organización llevaba a cabo un sistema en el que las víctimas remitían dichos pagos mediante transferencia bancaria a otra víctima a la que la organización hacía creer que le entregaban el dinero para que pudiera completar su pago sin dificultades. Con lo que esta segunda víctima podía reunir de extra, le pedían que remitiese el dinero en metálico a una tercera víctima, que era quien finalmente se lo hacía llegar a un miembro de la organización en España.

Dinero oculto en revistas

Una vez tenían en su poder el dinero, lo enviaban a su país de origen a través de personas del entramado dedicadas a viajar, conocidas como "mulas", escondiéndolo en el equipaje o en tarjetas monedero.

El dinero iba oculto en revistas o catálogos que fueron interceptados por el Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria.

Operativo conjunto

Brooklyn se trata de un operativo conjunto con Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria y Europol, en el que también han colaborado el Servicio de Inspección Postal de Estados Unidos, el Department of Homeland Security norteamericano, la Policía Judiciaria portuguesa y la National Crime Agency (NCA) británica.

Los detenidos pasaron a disposición judicial como presuntos responsables de los delitos de estafa, falsificación documental, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal. Las fuerzas de seguridad se han incautado en total de 30.000 euros, más de 500.000 dólares, 200 teléfonos móviles, ordenadores y vehículos.