Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un agente de los Mossos frente a un coche patrulla / EP

Cae una banda albanesa que robaba domicilios y se escondía en los bosques

A prisión tres hombres de Cornellà de Llobregat que saquearon casas en Sitges y otras zonas de Cataluña

4 min

Tres hombres albaneses considerados muy activos por la policía han ingresado en prisión como integrantes de una banda que actuaba en varias comarcas catalanas y que cometió nueve robos en el interior de otros tantos domicilios. Los Mossos han informado este sábado en un comunicado de que los detenidos, de entre 27 y 31 años, integraban una banda que contaba con escondites en los bosques para guardar la ropa y las herramientas que utilizaban para los robos.

La operación de la división de investigación criminal de la Región Metropolitana Sur de los Mossos culminó el pasado 17 de noviembre con la detención de los integrantes de la banda, pero comenzó en septiembre cuando la policía científica de la comisaría del Garraf (Barcelona) obtuvo las huellas digitales de uno de los autores, lo que acreditaba su participación en dos robos en Sitges. En la búsqueda de este sujeto se tuvo conocimiento de la existencia de un grupo criminal formado por tres personas con varios antecedentes policiales por los mismos hechos y que residían en dos domicilios de Cornellà de Llobregat (Barcelona).

Se adentraban en el bosque

Los agentes constataron en la investigación del caso que en los robos había siempre el mismo patrón y que los integrantes de la banda aplicaban medidas de contravigilancia. El patrón observado consistía en que los integrantes de la banda se desplazaban con un coche particular y se paraban en el arcén de una carretera o autopista.

Los acompañantes del conductor se cambiaban entonces de ropa y se adentraban en zonas boscosas para pasar desapercibidos y caminar hacia zonas residenciales. Entretanto, el conductor del vehículo marchaba y se coordinaba con los otros miembros de la banda para recogerlos en el mismo punto tras el robo.

Mochilas escondidas

Una vez acabado el robo, los hombres regresaban al arcén de la autopista e introducían la ropa y las herramientas empleadas en una mochila que habían escondido en la zona para evitar ser identificados o considerados sospechosos en el caso de que la policía parase el coche. Agentes de los Mossos desplegaron el pasado día 17 un dispositivo en el que practicaron dos entradas y búsquedas, lo que permitió la localización de los sospechosos y la recuperación de parte de los objetos robados, que fueron devueltos a las víctimas. La policía pudo, además, constatar la participación de los detenidos en dos robos más.

Los Mossos, con estas detenciones, dan por desarticulado este grupo criminal dedicado al robo en viviendas. A los arrestados se les imputan nueve robos aunque los agentes no descartan su participación en más. Los detenidos pasaron a disposición del Juzgado de Instrucción número dos de Vilanova i la Geltrú (Barcelona), que decretó el ingreso en prisión para los tres.