Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Vistas del puerto de Cadaqués y sus calas / PIXABAY

Cadaqués: un paraíso de calas espectaculares

Esta localidad en la Costa Brava se ha convertido en un punto de turismo nacional e internacional

8 min

Las calas de Cadaqués representan toda la esencia de la costa mediterránea. Sin duda, es un pueblo que merece la pena visitar. Cuenta con varios puntos de interés y ha sido acondicionado en los últimos años para ofrecer grandes atractivos a los turistas.

En Cadaqués es posible disfrutar de las mejores calas de la zona y visitar tiendas, restaurantes y monumentos históricos. La sensación general es la de estar en un pueblo pesquero, con mucha vocación marinera, algo que se hace evidente por la gran cantidad de embarcaciones situadas en el puerto. Sin embargo, muchos turistas se desplazan a este lugar para descubrir las calas escondidas de Cadaqués.

Vistas de Cadaqués / EUROPA PRESS
Vistas de Cadaqués / EUROPA PRESS

¿Qué tipos de playas y calas predominan en Cadaqués?

Como es evidente, las calas escondidas y las playas rocosas son el principal atractivo de esta zona, que se enmarca en parajes indescriptibles de tipo mediterráneo. Los árboles y la vegetación dan la bienvenida a los bañistas a medida que se aproximan a las entradas a las playas, que suelen estar en entornos naturales de indudable belleza. Además, se han mejorado mucho los accesos y se han establecido varios espacios para facilitar el aparcamiento.

En general, el punto de referencia es el cabo de Creus, que marca el tipo de costa rocosa y perfilada de esta zona del litoral catalán. A lo largo de toda la costa se vislumbra un mar transparente y lleno de peces de todo tipo.

Vistas de Cadaqués
Vistas de Cadaqués

¿Cuáles son las mejores calas de Cadaqués?

En Cadaqués, el municipio más oriental de la península ibérica, lo ideal es bañarse y bucear en sus impresionantes calas. Estas son algunas de las más destacadas.

Cala Jugadora

Se trata del espacio más adecuado para los que buscan un extra de tranquilidad y relax. Con una longitud de 50 metros, está protegida de los fuertes vientos típicos de esta región. Entre sus características, destacan sus aguas cristalinas, por lo que es perfecta para practicar snorkel.

Por otro lado, es conveniente saber que, al estar bastante alejada del núcleo urbano, no cuenta con ningún tipo de servicio.

Playa Es Sortell

Aunque gran parte del turismo que llega a Cadaqués cada verano viene preparado para visitar las mejores calas de la zona, no hay que subestimar otras partes de su costa. La playa Es Sortell está situada al sur de la bahía, con unas maravillosas vistas al pueblo y al puerto de la localidad, donde es posible disfrutar de algunas actividades relacionadas con los deportes y el ocio acuático. La playa está separada de Sa Conca, justo al sur del pueblo. Al lado de dicha playa, también se encuentran las platas de Llané Petit y Llané Gran.

La playa Es Sortell se caracteriza por estar formada por grava y pequeñas piedras. Aunque no sea la opción más cómoda para caminar, el contraste del color azul y las  oscuras montañas crean unas vistas envidiables.

Cala Guillola

Es una de las calas más famosas y toma su nombre de la palabra guilla, que quiere decir zorro en catalán. Posiblemente, esto se deba a que antiguamente había muchos ejemplares por la zona. Está situada junto al Parc Natural del Cap de Creus, pero se accede a través de un sendero bordeado de pinos que antes estaba repleto de olivos.

En ocasiones hay un ligero viento del norte, pero nada que ver con la tramontana. Es una cala en la que la práctica del buceo está especialmente recomendada, ya que sus aguas cristalinas revelan muchos secretos sobre la biología de la zona.

Sa Sabolla

Esta cala se encuentra en el sudeste de la bahía. Para llegar, se debe transitar por el pueblo siguiendo unas sencillas indicaciones. Quizás la parte más compleja sea subir y bajar sus calles inclinadas. Sin embargo, al llegar al sendero natural, la vista se convierte en un aliciente en sí mismo. Un entorno con paredes de piedra y árboles describe a la perfección lo que se entiende por paisaje mediterráneo. De hecho, es posible contemplar una magnífica representación de la flora y fauna local a lo largo del recorrido.

Un factor que se ha de tener en cuenta es que, aunque la ruta es muy bella, tiene una duración de entre 30 y 45 minutos. Por lo general, se hace ameno, ya que el camino permite divisar un paisaje muy hermoso. Además, excepto el tramo del principio, es prácticamente llano hasta llegar a la cala. Desde lo alto, es posible observar toda la costa. Eso sí, debido a la distancia que hay, es recomendable llevar todo lo necesario para pasar el día. Sin duda, es una de las calas escondidas de Cadaqués más especiales.

Cala de Portlligat

Esta cala, como peculiaridad, está ubicada en una bahía, se caracteriza por presentar una gan cantidad de colores de diferentes tonos, desde los azules turquesas de sus aguas hasta los colores más dorados de su costa y vegetación. Al lado de esta cala, se encuentra una pequeña isla turística llamada Isla de Portlligat, donde se encuentra el pueblo con su mismo nombre. 

Esta cala está considerada de las más especiales, ya que fue un lugar muy especial a Salvador Dalí. En Portlligat es donde se encuentra además la Casa Museo de Salvador Dalí. No solo es poisble disfrutar de la tranquilidad de esta mágica cala, sino también es un lugar perfecto para conocer historia de la Costa Brava.

Cala Culip

Se trata de una cala muy especial por varios motivos. El primero de ellos tiene que ver con su historia, ya que tanto griegos como romanos sufrieron naufragios en esta zona debidos a los fuertes vientos. Esto ha provocado un sinfín de historias sobre la cala. Otra razón que la hace tan interesante es su ubicación, en el llamado "mar de Arriba". Por último, el hecho de que Salvador Dalí fuera a la cala Culip a encontrar inspiración también suele llamar la atención de los turistas.

playas secretas cala culip
playas secretas cala culip

Las calas de Cadaqués son espacios naturales dignos de visitar para descubrir todos sus encantos. Ir a la Costa Brava y disfrutar de unos días de sol, playa, naturaleza y mucha historia se convierte en el plan ideal para un gran número de turistas año tras año.