Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Dos empleadas del servicio de recogida de basura de Barcelona en una imagen de archivo / AYTO. BARCELONA

Cada ciudadano de Barcelona generó 20 kilos menos de residuos en el año de la pandemia

Se desecharon 455 kilos de basura por persona en 2020, mientras que los habitantes de municipios más pequeños incrementaron la cifra al trabajar desde casa

4 min

Cada ciudadano de la conurbación de Barcelona generó 455 kilos de residuos en el año de la pandemia del Covid-19, lo que supone 20 menos que en 2019 –cuando se desecharon 475 kilos–.

Así lo indican los datos publicados este sábado por el Área Metropolitana de Barcelona (AMB), que muestran cómo la producción global de residuos de la conurbación barcelonesa ha bajado un 2,2%, hasta niveles que no se alcanzaban desde 2011.

Descenso de vidrio y papel

Los resultados constatan una reducción del reciclaje de vidrio y papel, lo que atribuyen al descenso de la actividad en la restauración y en el comercio a consecuencia del coronavirus. Por ello, también se han visto reducidos los residuos orgánicos, pues los grandes productores de estos –restaurantes, cafeterías y centros comerciales, entre otros– redujeron notablemente su volumen de trabajo.

Por el contrario, los envases ligeros se han visto incrementados dado que la ciudadanía ha generado más de éstos al permanecer más tiempo en casa y hacer más teletrabajo

¿Más reciclaje?

La reducción en la generación de basura se registra, sobre todo, en la categoría fracción resto de los desechos. Esto es lo que generalmente se tira al cubo de la basura gris, por lo que se puede deducir un cierto incremento del reciclaje.

Este apartado ha pasado de 298 a 281 kilos por habitante, lo que representa una caída del 5,7%, un porcentaje muy superior a la reducción del 2,2% que ha habido en los residuos de recogida selectiva.

Aumentan en municipios más pequeños

La pandemia ha comportado una reducción del deshecho de residuos con Barcelona como el ejemplo más claro, pues lo ha reducido un 11,4% respecto al 2019. No obstante, en los municipios más pequeños el efecto ha sido el contrario.

Estos han visto cómo la cantidad de basura generada aumentaba porque la gente trabajaba desde casa. Algunos de los municipios más afectados por este incremento han sido Cervelló o Corbera de Llobregat, con incrementos superiores al 10%.

Recogida selectiva

El vicepresidente de Ecología del AMB, Eloi Badia, destaca en el comunicado de la institución que el modelo individualizado que se está impulsando está “dando resultados” y que la pandemia “no afectó a los hábitos de recogida”. Aun así, se muestra preocupado “porque están lejos de llegar al 50% marcado por la Unión Europea para 2020”.

Aunque la recogida selectiva ha aumentado un 0,6% en el área metropolitana respecto al 2019, los datos del AMB revelan que tres cuartas partes de los municipios están por debajo del 38,4%. Además, de los 36 municipios metropolitanos, solo nueve superan el 50% indicado por la UE. Aun así, Badia avisa que, incluso los que ahora llegan a la cifra objetivo, “tendrán que seguir trabajando” para no estancarse.