Menú Buscar
Pásate al modo ahorro

Atacan el autobús de Hazte Oír con pintura morada en Barcelona

El polémico medio de transporte con el lema 'Stop Feminazis' se pasea por las calles de la capital catalana

6 min

La organización Hazte Oír ha trasladado su polémico autobús hasta Barcelona para presentar en la ciudad su nueva campaña: Stop Feminazis. El evento estaba promocionado en su página web y también a través de sus redes sociales, aunque su recorrido no se había dado a conocer. Sin embargo, varias personas que se han cruzado con el vehículo han comenzado a subir fotografías a las redes sociales y las reacciones hacia --y sobre todo, contra-- este autobús no se han hecho esperar. 

Un grupo ha atacado el convoy de la organización y ha lanzado pintura morada --color del movimiento feminista-- al autobús. Varios perfiles de la agrupación Endavant en Twitter han distribuido fotografías del ataque, que ha acabado con la ruptura del vinilo que recubría el vehículo y en el que se leía el lema principal de la campaña de Hazte Oír, así como una fotografía de Hitler con el símbolo del feminismo en la gorra, coloretes y los labios pintados. 

Una hora después de llegar

La llegada del autobús a Barcelona estaba prevista hacia las 13.00 horas de hoy, cuando los representantes de esta asociación habían convocado a los medios de comunicación para una rueda de prensa. Finalmente el convoy ha comunicado su llegada a la capital catalana sobre las 13.30 horas y ha recibido a los periodistas en Pedralbes (lugar que no se encontraba disponible en la web ni en la convocatoria de prensa, sino que ha sido comunicado exclusivamente a los medios que se han inscrito al evento). 

Una hora después de poner su primera rueda en la ciudad condal, el autobús de Hazte Oír ha sido víctima de la primera emboscada. Varias de las personas que se encontraban dentro del autobús han registrado fotos y vídeos en los que se ven a un grupo de jóvenes --entre 20 y 30 personas, según los autores de las imágenes-- que han ocupado la vía en la que se encontraba el vehículo y han impedido que continuara su camino. En un primer momento, el recorrido previsto recorrería desde la avenida Pearson hasta la Sagrada Familia. 

Intervención de la policía

Poco después de que el grupo de jóvenes impidiera el paso del autobús, varios agentes han hecho acto de presencia en el cruce de la avenida Diagonal con Maria Cristina. Los agentes han comenzado a desplazar a los integrantes del grupo fuera de la calzada mientras estos lanzaban proclamas contra el vehículo y la plataforma Hazte Oír en las que se les calificaban de "fascistas", entre otros insultos.

Las pintadas con las letras "FCK NZS" y varios símbolos de la lucha feminista no son la única reacción que la visita de Hazte Oír ha provocado. Antes de que se llevara a cabo este ataque el colectivo independentista radical Arran ha lanzado un tuit en el que espetaba a la formación: "No sois bienvenidos". Varios de los cachorros de la CUP han colgado pegatinas en las lunas y el chasis del autobús como reivindicación del ataque. 

Multa del ayuntamiento

Además, el Ayuntamiento de Barcelona ha multado este transporte a través de la ordenanza de convivencia contra la dignidad de las personas y por haber traspasado los límites de la ley de publicidad de Cataluña, según ha comunicado la periodista Laia Colomé a través de su perfil social en Twitter. 

Esta acción llega tres días después de que la Generalitat denunciara a la organización Hazte Oír ante la Fiscalía Provincial de Barcelona. La presidenta del Institut Català de les Dones, Núria Balada, alega en la denuncia que los mensajes que se pueden leer en el autobús "niegan la dignidad humana, incitan al odio, la hostilidad, la discriminación y la violencia contra las mujeres".